ABNER MARES QUIERE MINIMIZAR RIESGOS ANTE JESUS CUELLAR

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Por ESPN



“Quiero minimizar los riesgos, tengo las virtudes, el don de hacer la pelea menos difícil, si se necesita ir al ataque y ser aguerrido, voy a hacerlo, sé que será una pelea explosiva, él tiene golpeo fuerte en ambas manos, es un peleador fuerte, pero vamos a hacerlo inteligente”, dijo Ábner.

El tapatío dijo que a sus 30 años, no puede darse el lujo de ser sólo ese guerrero que le permitió ganar algunas peleas pero no todas. Debe aprovechar esa experiencia que le han dado tantos años en el boxeo y con Robert espera pulirla.

“Yo pienso que se viene una nueva era, la verdad que tengo mucho tiempo en el boxeo, es un momento en donde quiero aprovechar, hay que pensar en el futuro, quiero aprovechar los últimos años de mi carrera, tengo un campeonato de por medio, posiblemente pueda capturarlo.

“Estamos hablando de tres o cuatro años, pero me gusta pensar de esa manera, quiero explotar lo mejor de uno, estoy en una segunda etapa de mi vida, 30 años, un aire diferente, me gusta mucho escuchar a los otros peleadores, su mentalidad, su tipo de ver el boxeo”, reveló Ábner.

Al cuestionarle sobre qué peleador es que ha influido en el de esa manera, confió en que fue Andre Ward. “Me llamó la atención Ward, lo que decía, tiene mi edad, me dice que no te puedes dar el lujo de tirar tanto golpe, brincar tanto, el cuerpo cambia con la edad, hay que escoger los golpes, hacer que una pelea difícil sea fácil, básicamente ese es mi objetivo para este combate”, contestó.



Sobre si se sentía cómodo o incómodo ante peleadores zurdos, dijo el ídolo mexicano que aprendió mucho de Juan Manuel Márquez y Nacho Beristáin cuando se preparaba para Manny Pacquiao. “Me he acomodado bien con los zurdos, estando con don Nacho Beristáin aprendí mucho, aprendí de Márquez el boxeo que hacía, con él nos tocaron dos zurdos y en mi carrera he tenido como tres o cuatro zurdos y les he ganado, dos de ellos grandes como Vic Darchinyan y Daniel Ponce de León”, rescató el olímpico mexicano con marca de 29-2-1 y 15 nocauts.