ADRIEN BRONER, ¿Y AHORA QUÉ?




Por Frankie Piñero / La Esquina Neutral

El estadounidense Adrien Broner (33-3, 24 KO’s) aspiraba el estar en las grandes reflectores para fortalecer su legado, conseguir grandes rivales y obtener muchos millones de dólares de vencer al descendiente de mexicanos “Mikey” García (37-0, 30 KO’s).  Pero eso quedó en suspenso al García ejecutar un plan maestro que neutralizó gran parte de la ofensiva de Broner.  “The Problem” tuvo problemas camino a una derrota por decisión unánime en 12 asaltos.

He leído en las redes sociales de algunos fanáticos, que Broner está acabado, que no lució como en antaño.  Este servidor difiere, simplemente García hizo un combate inteligente y señalar que Broner esta acabado es restar méritos al actual campeón mundial ligero.  Broner pensó que el ser más fuerte, podía provocar que García bajara ritmo, pero no fue así. García mantuvo su ofensiva desde el primer asalto hasta el último.



La pregunta clave, ¿Que pasará ahora con Broner? No pasará nada en su contra, él es un nombre atractivo, que demostró que no está acabado, solo que García tuvo mucho mejor plan.  ¿Debería quedarse en la división superligero o hacer campaña en los welters? Fue responsable en este entrenamiento y se observó que no le afectó el peso de la división superligero. Puede hacer campaña en dicha división un tiempo más.

En dicha división existen varios nombres interesantes como los ex-campeones mundiales Ricky Burns (41-6, 14 KO’s), Viktor Postol (28-1, 12 KO’s), Eduard Troyanovsky (26-1, 23 KO’s) y Rances Barthelemy (26-0, 13 KO’s), y los jovenes contendientes Antonio Orozco (26-0, 17 KO’s), Amir Iman (20-1, 17 KO’s) y Regis Prograis (20-0, 17 KO’s). Cualquiera de estos pugiles, Broner tiene las habilidades para irse de tu a tu y hasta con la posibilidad en derrotarlos.

Otra opción es entrar a la división welter de lleno, en la cuál posee experiencia y donde actualmente existe una cantera brava de excelentes boxeadores. Broner solo tiene que mantener su enfoque y dejar asuntos que no tienen que ver con el boxeo que lo saquen de concentración.  Sus derrotas han surgido contra buenos boxeadores y nadie puede cuestionarlo por eso, pues simplemente toma retos que muchos hoy día rechazan.