AL FINAL DEL 2018, ¿PERMANECERÁ EL REY DE LOS MEDIANOS?

 

 

Por Frankie Piñero / La Esquina Neutral

La división mediano por los últimos tres años ha sido dominada por el hoy día campeón mundial unificado, el kasajo Gennady “GGG” Golovkin (37-0-1, 33 KO’s).  Digan lo que digan es el rey de la división.  Pero este año 2017 se han solidificado varios boxeadores en dicha división  y también han surgido una serie de nombres que hacen la misma una interesante.

El ex-campeón mundial mediano, Saúl “Canelo” Álvarez (49-1-2, 34 KO’s), empató de forma polémica con Golovkin. La gran mayoría de los analistas lo observaron perder, pero tengo que señalar que el mexicano aguantó la pegada del kazajo.  También estuvo en algunos pasajes del combate en serios problemas y supo capear el temporal. En el última parte del combate sacó casta y valentía para irse de tu a tu con el campeón.   Aparentemente la revancha está a ley concretarse para mayo.

El campeón mundial OMB, el inglés Billy Joe Saunders (26-0, 12 KO’s), brindó una demostración soberbia frente al ex-campeón,  el canadiense David Lemieux.   No cabe duda que fue la mejor actuación de toda su carrera. Ahora está gritando a los cuatro vientos por enfrentar a Golovkin o “Canelo”.  Su condición de zurdo, su desplazamientos en el cuadrilátero y su alcance puede ser un dolor de cabeza para cualquiera.

Y hablando de dolor de cabeza, el ex-campeón mundial Danny “Miracle Man” Jacobs (33-2, 29 KO’s), con su pegada, alcance y rapidez puede ser veneno.  Ya todos observamos como perdió un cerrado combate frente a Golovkin.   Mientras Saunders vocifera por enfrentar a Golovkin y a “Canelo”, por otro lado Jacobs levantó la mano para indicarle al inglés que vaya enfrentarlo a Nueva York en el mes de abril. Vamos a ver si Saunders responde el reto.

El campeón mundial mediano AMB regular, el japonés Ryota Murata  (13-1, 10 KO’s) está dispuesto a los grandes retos, y aunque es bastante espigado para la categoría y es muy fuerte, tendrá las manos llenas con cualquiera.

Jermall Charlo (26-0, 20 KO’s) llegó a la categoría haciendo mucho ruido, dispuesto a que le brinden la oportunidad, kilates no le faltan. En su debut en la categoría dispuso fácilmente del entonces alto clasificado,  el argentino Sebastián Heiland. Este chico es muy rápido y con tremenda pegada.

Demetrius “Boo Boo” Andrade (25-0, 16 KO’s), un boxeador zurdo, incómodo, que hace lucir muy mal a cualquiera.  Este es como el país de Irak, todo el mundo sabe donde está pero nadie quiere ir.  Es una lástima decirlo, por lo talentoso que es, nadie se va arriesgar y menos por lo poco que representa monetariamente.  No debería ser, pero así es el boxeo de hoy dia.

2018 promete en la división mediano, al final del mismo, ¿Continuará reinando Golovkin o habrá un nuevo rey?