ARTURO GATTI SE CONVIRTIÓ EN EL SAN PEDRO DEL BOXEO




Por: Carlos González (Boxeo Sin Filtro) / La Esquina Neutral Staff

A partir del año 2013, donde el fallecido boxeador Arturo Gatti fue inducido al Salón Internacional de la Fama del Boxeo, ha surgido un debate entre los fanáticos del boxeo hasta hoy día.

Resulta que casi unánime, los fanáticos del boxeo están de acuerdo que el apodado ‘Thunder’ no merece estar en el Salón de la Fama, o por lo menos hay varios boxeadores que lo merecen más que él. Esto, ha convertido a Gatti en ese personaje bíblico llamado San Pedro, que se encuentra vigilando la puerta del pase a la gloria eterna, según gran parte de la fanaticada del boxeo. Pues para entrar a la ‘inmortalidad’ del boxeo, debes tener al menos una carrera símilar o mejor a la de Gatti.

Gatti quien fue campeón en dos divisiones, tuvo una excelente trilogía con Michael Ward. Salieron tres grandes combates debido al encaje de estilo de ambos peleadores, pero lejos de ser los mejores de su división. Gatti tuvo una trágica muerte en el 2009, y esto precisamente fue lo que le dio el peso a sus votantes para elegirlo y posteriormente ser inducido al Salón de la Fama.




Este voto de ‘lástima’, lo que hizo fue aportar de manera negativa al legado de Gatti. Me explico, pues cada vez que hay un debate de que boxeadores merecen estar o no estar en en el Salón de la Fama, la carrera de Gatti siempre es degradada, pues gran parte de los boxeadores mencionados en estos debates, en su mayoría tienen mejores credenciales que los que tuvo Gatti.

Daré un ejemplo breve de algunos boxeadores que tienen el tiempo para ser elegidos al Salón de la Fama y tuvieron mejores credenciales que Gatti, pero por alguna razón no han sido inducidos:

1. José Luis Ramírez, campeón en dos divisiones, estuvo envuelto en todo tipo de peleas. Perdió cerrado con Alexis Argüello. Le arrebató el invicto al Salón de la Fama Pernell Whitaker, aparte también le arrebató el invicto, le quitó el título y vengó su derrota a domicilio noqueando al fuerte pegador boricua Edwin ‘Chapo’ Rosario. Terminó su carrera con récord de 102-9, 82 nocauts.




2. Wilfredo Vázquez Sr., campeón en tres divisiones bajo el mismo organismo. Defendió su título en lugares como: Inglaterra, Japón, Estados Unidos, Francia, Italia, México, Korea del Sur, entre otro países con resultado a su favor en la mayoría de estas peleas títulares. Algo que casi no sucede en el boxeo actual. Terminó su carrera con un récord de 56-9, 41 nocauts y dos empates.

3. Diego Corrales, campeón en dos diviones, nunca le dijo ‘NO’ a un rival. Le arrebató el invicto y su carrera a Acelino Freitas, derrotó al legendario peleador cubano Joel Casamayor, estuvo envuelto en lo que muchos consideran la mejor ‘pelea de la historia’ y el mejor ‘comback’ de la historia. ¿Quién no se acuerda de aquel décimo ‘round’ la noche del siete de mayo del 2005? Este momento quedará en la mente de los fanáticos el resto de sus vidas. Corrales se recuperó de dos caídas que lo dejaron en malas condiciones, prácticamente noqueado, levantarse y acabar con un inspirado José Luis Castillo. Al igual que Gatti, tuvo una trágica muerte en un accidente de motocicleta, precisamente dos años exactos de su primera pelea ante Castillo. Sin embargo, ‘Chico’ no tuvo el voto de ‘lástima’ que le dio el pase a la inmortalidad a Gatti.

Ahora, con el reciente retiro de Wladimir Klitschko, Timothy Bradley, Juan Manuel Márquez, Takashi Miura, Takashi Uchiyama y los posibles retiros de Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao este año, aparte del ya anunciado retiro de Miguel Cotto, los elegibles para el Salón de la Fama en el 2022 darán mucho de que hablar. Se quedarán varios afuera. Mientras tanto, yo seguiré esperando que el San Pedro del boxeo le haga justicia a estos tres boxeadores arriba mencionados.