¿CÓMO AFECTA LA SALIDA DE TOP RANK DE HBO?




Por: Carlos González (Boxeo Sin Filtro) / La Esquina Neutral

Hace algunos años HBO tuvo una gran pérdida de su establo de boxeadores, cuando el boxeador más taquillero de la última década, Floyd Mayweather Jr., firmó un contrato de seis peleas con su archirrival televisivo Showtime.

Floyd Mayweather Jr. hizo la pelea más rica de la historia ante Manny Pacquiao en el 2015 y aunque HBO tuvo una tajada del bizcocho, salió perdiendo, porque en un momento tuvo a ambos boxeadores y en lugar de una tajada pudo tener el bizcocho completo. Mayweather Jr. se encamina a vender otra gran cantidad de ‘Pay-Per-Views’ junto a la superestrella de Artes Marciales Mixtas, Conor McGregor, y HBO quedó completamente fuera de la ecuación.



Recientemente, HBO sufrió otro traspié, cuando el mandamás de Top Rank, Bob Arum, decidió asociarse con ESPN para que la cadena televisiva transmitiera las peleas de sus protegidos. Todo comenzó cuando HBO decidió no transmitir la pelea de Manny Pacquiao ante Jesse Vargas el cinco de noviembre del pasado año, pues la televisora tenía en agenda el mismo mes la pelea de Kovalev vs. Ward. Está decisión de HBO obligó a Arum a hacer un ‘PPV’ independiente. Pero al parecer, lo que motivó a que Arum decidiera moverse de HBO fue cuando la cadena televisiva denegó transmitir la pelea de Pacquiao vs. Horn.

En mi opinión, esta movida de Arum es buenísima. ¿Por qué? Sencillo. Quienes terminamos ganando somos los fanáticos y el mismo boxeo. Primero, no tendremos que pagar por canales ‘premium’ (HBO & Showtime), para ver estas peleas. Segundo, al estas peleas no ser transmitidas en canales ‘premium’, el boxeo llegará a muchos más fanáticos y despertará más interés por el deporte.

Esta movida fue implementada recientemente por el asesor Al Haymon, quien regresó el boxeo a televisión abierta y pasa sus peleas en varios canales: FoxSports, NBC, entre otros. Arum tomó la misma iniciativa y le fue muy bien en la pelea de Pacquiao vs. Horn, la cual alcanzó un tope de 4.4 millones de televidentes. Veremos este sábado que tal le va a Vasyl Lomachenko en su pelea contra Miguel Marriaga y más adelante este mismo mes, a Terence Crawford vs. Julius Indongo. Esta última pelea será por la supremacía de peso súper ligero, donde los cuatro cinturones de los organismos principales estarán en juego.



…Y aunque al parecer HBO no ha quedado muy bien parado, también lo veo como algo positivo para el boxeo y nosotros los fanáticos. Ellos tendrán que esmerarse y ofrecernos a los fanáticos buenas peleas para poder mantenerse en competencia con estos canales que ya le llevan ventaja al no ser canales ‘premium’. HBO aún tienen bajo su mando a: Saúl Álvarez, Gennady Golovkin, Andre Ward, Sergey Kovalev y Román González como los más conocidos. Aunque el único de estos que es un vendedor de ‘Pay-Per-Views’ nato, es la estrella de Guadalajara, Jalisco…. Pero se ha visto que el muchacho necesita una buena pareja de baile, para por lo menos poder rebasar el medio millón de ventas.

Esto se lo ha ganado HBO por su propia cuenta. Era un asco ver como boxeadores como Andre Ward, Miguel Cotto, entre otros, eran prácticamente obligados por la televisora a pelear con los rivales que ellos querían o la cadena no televisaban sus peleas previas. A Cotto lo ataron a pelear con ‘Canelo’, a cambio de transmitir su pelea ante Daniel Gaele. Y a Ward lo ataron a pelear ante Sergey Kovalev, a cambio de pasar su pelea ante el colombiano Alexander Brand.

Mientras el público aclamabamos las revanchas de Chocolate-Estrada, Chocolate-Cuadras y Canelo-GGG al menos por año y medio, HBO hacía caso omiso y no le ponía ningún tipo de compromisos a este triplete.