CONTINÚA LA INCONFORMIDAD CONTRA BLACK TIGER PROMOTIONS

La Esquina Neutral Staff
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});




Por Frankie Piñero / La Esquina Neutral

La compañia Black Tiger Promotions liderada por Carlos Maldonado, comenzó con fiereza celebrando su primer evento en agosto 2016 y en octubre el tan esperado combate entre Juan Manuel López y Wilfredo “Papito” Vázquez Jr. Despues de ese evento han pasado casi siete meses y las carteleras de dicha compañia brillan por su ausencia.

Algunos boxeadores que están bajo el ala de Black Tiger son Jonathan “Polvo” Oquendo, Yomar Alamo y Jantony Ortiz.  Desde octubre en adelante Oquendo no ha realizado ni un solo combate, pues en la cartelera de dicho mes fue cancelado su contienda.  Alamo realizó un solo combate en la Republica Dominicana que eso es como si no hubiera peleado, y Ortiz ha hecho un combate en Republica Dominicana y otro en el mes de marzo en Puerto Rico.

Como es harto conocido, Vázquez Jr. acusó en diferentes medios a la empresa de incumplimiento de pago, en el dia de ayer “Juanma” López expresó su rompimiento con la compañía aduciendo que le deben dinero y su carrera está en el aire.  Solo falta que Oquendo también exprese su inconformidad, aunque he visto en par de ocasiones en su “facebook” cierto descontento.  Alamo no se ha expresado públicamente al respecto pero con esos truenos no dudo que en algún momento lo haga.




Existe un dicho que dice, “lo que comienza mal, termina mal”, definitivamente crónica de una muerte anunciada.  Pero por otro lado la historia se repite, boxeadores veteranos que conociendo como son los negocios obvian leer las letras pequeñas de un contrato, y que siempre las mismas resultan ser leoninas.  Los más jovenes los embarga la emoción al escuchar tanta promesa que al final resulta una hueca.

Me acuerdo de unas palabras en “facebook” por parte del amigo Maldonado, “estamos trabajando en silencio”.  Y bien que sí, porque la carrera de López, Oquendo y Alamo están sumamente silenciadas. ¡Ah! Y que no incluyan lo de “Juanma” con el entrenadorcito Albert Rivera que eso no cuenta ni para “pool” ni para banca.  Para finalizar, el destino de Black Tiger Promotions es el mismo que tuvo la promotora Red Carpet, desaparecer.  Y con todo respeto, eso es lo mejor que puede pasar, ya está bueno que este tipo de promotoras le tomen el pelo a los boxeadores con palabras floreadas.


Deja Tu Opinion :

Comparte :