CRÓNICA DE UNA SEPARACIÓN ANUNCIADA

Damian Ferrer
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Hace un par de meses, al parecer la relación Top Rank-Ricky Márquez-Félix Verdejo, está pendiendo en un hilo. Todo quedó evidenciado, luego de varias presentaciones de Verdejo, donde se vio muy mal frente rivales mediocres.

Definitivamente la gota que viró la gota, fue su derrota ante el mexicano Antonio Lozada. Tras la derrota, la gran mayoría de los fanáticos pedía “la cabeza” de su entrenador Ricky Márquez. Se hicieron unos cambios y añadieron para su última pelea a Evangelista Cotto (tío de Miguel Cotto) y al reconocido preparador físico, Memo Heredia. Aunque ganó su compromiso ante Bryan Vásquez, fue un triunfo sin sazón.

Luego de esa victoria en el mes de abril, habían unos planes para que regresara el próximo 3 de agosto y eso se hizo sal y agua. Aparenten Diamante Promotions había separado la fecha del 24 agosto para una cartelera en Puerto Rico, e igual que la primera vez, no se ha sabido nada del cartel.

Según Carlos Gonzalez de Primera Hora, Márquez y Verdejo están en medio de una disputa por el descontento del púgil, en los porcientos que genera Márquez en sus peleas (aparentemente el 33% por manejador y el 10% por entrenador), y se dice que podrían estar llegando a unos nuevos arreglos de porcientos, o la salida definitiva de Márquez del Team Verdejo.

“Es la información que he escuchado. No puedo confirmarla ni negarla, porque no he hablado con Verdejo ni con Márquez. No vamos a intervenir, porque queremos respetar los derechas de ambas partes”, dijo Bob Arum, el aún promotor del púgil boricua.

Con las expresiones de Arum, nos podemos dar cuenta que no tan solo hay una situación incómoda entre Verdejo y Márquez, si no que también Top Rank al parecer le “vale madre” lo que esté pasando con ellos. Si fueran otros tiempos (hace unos cuatro o cinco años), o llega a ser otro boxeador “promesa” de su compañía, seguramente Arum hubiera levantado el teléfono y hecho una llamada para saber que esta pasando. Pero por el contrario, su reacción fue de indiferencia,.

Como había escrito hace un par de años, Arum al parecer tiró a perdida el “plan Verdejo” y cubrió su espacio con Teófimo López y Vergil Ortiz. Yo soy parte del 1% de los que cree, que la actual debacle de Verdejo, no es culpa de Márquez. Cada vez que Verdejo sube al ring, se le nota desconfianza y una falta de actitud ganadora. Christopher “Pitufo” Díaz, es otro ejemplo del cual podemos ver que Márquez no tiene toda la culpa. Díaz dejó a Márquez para irse con Freddie Roach, y aún sigue teniendo sus mismas virtudes como boxeador y cometiendo los mismos errores.

¿Indisciplina? Pues pudiera ser, pero no creo que Verdejo sea ni el 10% de indisciplinado que Ricarda Mayorga, un ex campeón en dos divisiones. Allá cada cual con sus excusas para tratar de justificar sus pasadas “mamaeras” a Verdejo, yo seguiré repitiendo lo misma que vengo diciendo hace más de cuatro años, Top Rank y la prensa les vendió algo que no era…nos lo presentaron como un Mayweather y siete años después, no ha llegado ni a un “Chelo” González.

Deja Tu Opinion :

Comparte :