febrero 16, 2020

DEL CIRCO A LA LOTERÍA

Por Damián Ferrer / La Esquina Neutral
Y todo empezó como un pequeño rumor. Muchos reportes noticiosos, anunciaban que Floyd Mayweather Jr., saldría del retiro para enfrentar a la estrella del UFC, Conor McGregor. La mayoría de los seguidores del boxeo lo tomaron con gran escepticismo y negación, mientras que los de UFC, lo tomaron con entusiasmo y positivismo. Los de boxeo veían el combate como un circo y ridiculez, mientras que los de UFC creían que esa era la oportunidad para demostrar que uno de los mejores peleadores de UFC, si le pudiera ganar en un ring a uno de los mejores boxeadores de la historia.

Varias semanas estuvo la incertidumbre, hasta que Mayweather y McGregor, comenzaron a darle “pique” al asunto desde sus redes sociales. Hasta que al fin se hizo oficial el combate. Fueron más las burlas y críticas a la futura pelea, que los elogios. Hasta hubo quien dudó que fuera un “buen negocio”, sobre todo por las exorbitantes cantidades de dinero que ganarían los protagonistas (100 millones asegurados a Mayweather más las mayorías del porciento en el PPV y 30 millones para McGregor más una parte de PPV).

Así se empezó la “tiradera” entre ambos peleadores, que sin pecar de equivocarme, McGregor hizo unas de las conferencias de prensas más divertidas de los últimos tiempos, añadiendo así poco a poco, el interés de algunos seguidores que se cuestionaban la edad de Mayweather y su tiempo inactivo en el ring. Lo que hacía, hipotéticamente hablando, un combate más parejo de lo que se pensaba en un principio.

Entre duras críticas de promotores del boxeo, con las más duras de parte de Óscar De La Hoya, quien catalogaba una y otra vez un vergonzoso “circo” el Mayweather vs. McGregur. El combate se hizo tres semanas antes de unas de las peleas más esperadas del año, Canelo vs. Golovkin. Pero Mayweather vs. Mcgregor, terminó siendo un éxito rotundo en cuanto a ventas de PPV (unos 4 millones), a tal escala que es la segunda pelea con más PPV vendidos, solo superanda por Mayweather vs. Pacquiao. McGregor, se convertiría en el peleador que más ha ganado dinero en su debut. De hecho, pocos boxeadores en la historia, han llegado a ganar 30 millones asegurados en un combate. Hazaña que ni peleadores del nivel de Miguel Cotto, Juan Manuel Márquez ni el propio Canelo Álvarez han logrado.

Al ver esto, muchos se han querido montar en la “guagua” (bus, camioneta), de McGregor, quien dijo que no descartaría volver al ring. Entre los que dijeron públicamente desear pelear ante McGregor (increíblemente), fue el propio De La Hoya. Quien dijo que saldría del retiro para subirse al ring ante el irlandés. Paul Malignaggi (quien sería sparring de Mcgregor) fue otro de los boxeadores que retaron a la estrella del UFC. Pero más reciente aún, fue el filipino y leyenda viviente, Manny Pacquiao, que retó públicamente a McGregor para enfrentarle.

Lo curioso de esto, es que McGregor no ha invocado a nadie, aunque él fue quien dejó abierta la posibilidad de regresar al ring y quien fue el gran ganador de su pelea ante Mayweather, aunque perdió el combate (lo que la mayoría de los fans entendían desde antes que sucedería), lució bastante bien ante Mayweather, en especial la primera mitad de la pelea. Aunque cayó por TKO, todo pareció que fue más el cansancio quien derrotó al irlandés, que los mismos golpes del “Money”.

Cuando uno analiza todo esto, nos damos cuenta que Floyd Mayweather tal vez se quede corto para ser el mejor boxeador de la historia, pero no así en cuanto a los negocios. El “Money”, demostró ser el boxeador que más conoce del negocio del boxeo y un intelectual visionario a la hora de escoger rivales para que sea un éxito el PPV. Si nos ponemos a pensar, todo encajaba a perfección para que fuera un éxito. McGregor era un fenómeno en el PPV de UFC, en sus últimas tres o cuatro peleas, había superado el millón de ventas, algo que no se lograba en los últimos años en el boxeo fuera de Mayweather. Tan es así, que Cotto vs. Canelo no llegó al millón y apenas Canelo vs. Chávez Jr. lo pudo hacer, de ahí en fuera, ningún combate de boxeo post Mayweather, se acercaba al millón.

Viendo esto los grandes magnates del boxeo, como los propios boxeadores, vieron en McGregor una fortuna. Así, el irlandés pasó de ser uno de los protagonistas del elenco de un “circo”, a ser el “boleto” millonario de lotería más deseado por los boxeadores.

Deja Tu Opinion :

Comparte :