GOLOVKIN, “CANELO” Y EL PPV

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});




Por Frankie Piñero / La Esquina Neutral

Supuestamente el combate entre el campeón mundial mediano unificado, Gennady “GGG” Golovkin (37-0, 33 KO’s) y el campeón mundial en dos divisiones Saúl “Canelo” Álvarez (49-1-1, 32 KO’s), ya está firmado.  Espero que no nos salgan con otro conejo dentro del sombrero.  Si, porque cada vez que se habla de negociaciones siempre surge un tranque.  Ellos aseguran que todo está cuadrado, y si es así significa que lo económico finalmente fue acordado.

Ahora la pregunta es la siguiente, ¿este combate tendrá exito en cuanto al PPV? Antes de contestar la misma vamos paso a paso. Este servidor había expresado mediante el “podcast” de La Esquina Neutral, que el combate de Canelo-Chavez Jr. tenia los ingredientes para alcanzar el millón de PPV.  Según lo que se está rumorando la misma alcanzará dicha cifra.

Ahora bien, de alcanzar dicha cifra ya imagino a Oscar De La Hoya, presidente de GBP, frotando sus manos pensando que el combate de GGG-Canelo alcanzará entre 2.5 o 3 millones PPV.  Antes que se pactará Canelo-Chávez Jr. pensaba que el combate GGG – Canelo podría sobrepasar los dos millones o más de PPV.



¿Porque ahora dudo que sobrepase esa cifra?  El combate Canelo-Chávez Jr. fue un desastre (No por culpa de Canelo).  Uno el cual vendieron a los fanáticos como la próxima gran batalla entre boxeadores mexicanos como es de costumbre. El entrenamiento de Chávez de manera responsable junto al gran binomio Beristain-Heredia fue la clave para que el fanático (me incluyo) se enganchara en esa gran promoción.  Definitivamente nos engancharon bien enganchado, al punto que ha muchos les ha dolido el bolsillo y lo que no es bolsillo.

El espectáculo tipo WWE (lucha libre) que brindaron post-combate para anunciar GGG-Canelo estaba listo para septiembre entiendo que fue inoportuno en ese momento.  Creo que el mismo por parte de Oscar De La Hoya provocó un mensaje negativo en gran parte de los fanáticos presentes y los que pagaron el PPV.  Solo lean las redes sociales la decepción de una gran parte de los fanáticos o escuche los comentarios de estos en la calle.  Su pensar es que todo estaba arreglado desde antes del combate de Canelo-Chávez Jr.

Solo resta cuatro meses para que se brinde el combate.  Y van a tener que trabajar muy fuerte para remover esa decepción o desolución en el fanático.  Posiblemente un gran sector del fanático cautivo no pagará el PPV para el combate GGG-Canelo pensando en que serán engañados una vez más y tomarán vías alternas que no afecten sus bolsillos u otros optarán por no verla.  No apareceran en las estadisticas del PPV ni gritandole “Where are you my friend?” y todo por la nefasta noche del 6 de mayo donde el público y el boxeo perdió.