GUILLERMO RIGONDEAUX AFIRMA QUE NO ESTA PARA JUEGOS Y SE CANTA LISTO PARA QUIEN SEA




Puedes sentir la frustración en la voz de Guillermo Rigondeaux.
Será su primera pelea en casi un año, y estamos a poco más de una semana para su pelea. Por lo general en ese tiempo los boxeadores mencionan sus posibles rivales para su siguiente pelea. Rigondeaux no está de humor para jugar con eso en estos días, porque el zurdo cubano invicto lo considera casi inútil.

“Estoy tan cansado de eso”, dijo Rigondeaux a BoxingScene. “La única forma de que pelean conmigo es a través de peleas mandatorias. Pelearé contra lo mejor en cualquier lugar, en cualquier momento. Me gustaría pelear tres veces al año, pero estoy tan cansado de retar a otros boxeadores. Siempre termina en nada. No hacen que suceda. Siempre hay una excusa.

Rigondeaux (17-0, 11 KOs) hará una defensa obligatoria de su campeonato de peso súper gallo de la AMB contra el invicto mexicano Moises Flores (25-0, 17 KOs, 1 NC) en la cartelera de la Andre Ward vs. Sergey Kovalev, el 17 de junio en Las Vegas. Cuando Rigondeaux entre en el ring esa noche en Mandalay Bay, marcará su primera pelea desde que noqueó a James Dickens (22-3, 7 KOs) en el segundo asalto de su pelea del 16 de julio en Cardiff, Gales.

La inactividad del medallista de oro olímpico, se extendió casi cuatro meses porque la cartelera Miguel Cotto vs. James Kirkland, fue cancelada porque Kirkland supuestamente sufrió una fractura en la nariz mientras entrenaba para la pelea.



Si Rigondeaux puede vencer a Flores la próxima semana, Rigondeaux y su manager, Alex Bornote, están dispuestos a moverse hasta 126 libras por peleas contra pesos plumas como Leo Santa Cruz (33-1-1, 18 KOs), Abner Mares (30- 2-1, 15 KOs) y Carl Frampton (23-1, 14 KOs). También están seguros de que Rigondeaux todavía puede hacer 118 libras por alguna pelea interesante. Los potenciales rivales han criticado a Rigondeaux por decir que pelearía contra cualquier rival, en cualquier lugar, solo para pedir grandes bolsas por esas peleas. Rigondeaux y Bornote insisten en que no es cierto.
También saben que no tienen mucho más tiempo que perder. Rigondeaux tiene 36 años y ha peleado sólo cinco veces desde su victoria contra Nonito Donaire en abril de 2013 en Nueva York.

“Todo el mundo entiende que es uno de los mejores boxeadores libra por libra en el mundo”, dijo Bornote. “Él nunca pregunta con quien pelear. Está listo para pelear. Y en este negocio, uno de los mayores problemas es que los boxeadores no están listos para pelear o siempre preguntan: “¿Con quién pelearé?” Él es el único boxeador que quiere pelear contra quien sea y donde sea”.

“Bajaremos o subiremos porque estamos listos. Sabemos que hay mejores oponentes en los demás pesos. Estamos muy abiertos a eso. Estamos tratando de hacer que suceda. Queremos dar al público lo que quieren, Santa Cruz, Frampton, el que sea. Tenemos que ir a preguntar a Frampton y Santa Cruz si van a pelear contra él y vamos a ver lo que dicen. Bob Arum salió el otro día y dijo que pedimos $ 3 millones para pelear cob (Vasyl) Lomachenko. Nunca dijimos $ 3 millones. Nunca nos dieron una oportunidad. Nunca dijimos $ 3 millones. Somos razonables.

La Esquina Neutral Staff