HORN SEGURO DE CALLAR A SUS CRÍTICOS

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Jeff Horn está aún más seguro de la victoria después de ver finalmente a Terence Crawford en persona y de ignorar sus intentos de intimidarlo. Crawford le preguntó a Horn si estaba listo durante una cara a cara de casi un minuto tras su conferencia de prensa previa a la pelea el jueves en el MGM Grand de Las Vegas, la primera vez que se cruzan. “Yo estaba como:, ‘sí, estoy listo, ¿estás listo?’ Él dijo: ‘demonios, sí, estoy listo’ “, dijo Horn.

No hubo grandes fuegos artificiales, ni hubo problemas entre los entrenadores Glenn Rushton y Brian McIntyre, que han estado en la dime y diretes durante varios meses. Con un llamativo traje azul, Horn cortó una figura relajada mientras Rushton hacía lo posible por disipar los mitos sobre la reputación de su boxeador en los EE. UU. como un boxeador rudo con solo habilidades técnicas promedio.

 
Crawford y McIntyre no dijeron mucho, pero cuando lo hicieron tomaron un tono suave y amenazador, o al menos lo intentaron. Horn parecía físicamente el hombre más grande, pero Crawford dijo que el actual campeón de la OMB terminaría “sorprendido” por su fuerza y ​​poder. McIntyre predijo que sería el comienzo de una “toma de control” en la división de peso welter por el invicto Crawford, quien está llegando al límite de 147 después de ganar títulos en dos categorías de peso inferior, incluidos los cuatro cinturones de peso junior welter.

Nada pareció sorprender a Horn y estalló en carcajadas cuando Crawford y su equipo lanzaron algunos golpes verbales. “Para ser sincero, lo encontré entretenido. Intentan meterse en mi cabeza… fue gracioso”, dijo.
Rushton dijo: “No hay nada que hayan dicho en absoluto que me haya causado alguna incomodidad”.

“De hecho, ahora me siento mucho más relajado”. Hubo más risas, esta vez desde el fondo de la sala, cuando el promotor de Duco Events Dean Lonergan dijo que los casamenteras de Top Rank se habían equivocado al elegir a Horn como el oponente de Crawford. “He oído que soy un zoquete, he oído que soy el fraude de la división de peso welter”, dijo Horn, refiriéndose a aquellos en los EE. UU. que siguen dudando de la legitimidad de su victoria sobre Manny Pacquiao. “Estoy aquí para demostrar que todos están equivocados”.

Fuente: BoxingScene / Traducción por La Esquina Neutral Staff

Leave a Comment

Your email address will not be published.