JORGE LINARES PASANDO POR SU MEJOR MOMENTO O COMO EL BUEN VINO

 

Por Frankie Piñero / La Esquina Neutral

El campeón mundial ligero AMB, el venezolano Jorge “Niño de Oro” Linares (43-3, 27 KO’s) es de los boxeadores que mientras más pasa el tiempo mejor son sus actuaciones. A sus 32 años aparenta estar en su mejor momento. Dueño de un boxeo elegante, con técnica depurada, buena rapidez en su ofensiva y pegada respetable. Su último rival, Luke Campbell (17-2, 14 KO’s), una joven promesa de Reino Unido que tenía todas las credenciales para destronarlo, hizo una buena actuación, pero al final el venezolano resultó ser mejor al obtener una decisión dividida en 12 asaltos.

El campeón mundial en tres categorías en sus inicios se vislumbraba como una estrella en no fallar, obtuvo el titulo mundial pluma vacante CMB en el 2007 frente al veterano ex-campeón mundial, el mexicano Oscar “Chololo” Larios vía nocaut técnico en el décimo asalto. Luego el título superpluma vacante AMB frente al panameño Whyber García vía nocaut técnico en el quinto asalto en el 2008. Pero su primer descalabro surgió en el año 2009, frente al mexicano Juan Carlos Salgado por nocaut en el primer asalto quitó ese brillo de estrella y el título mundial superpluma. En el 2011 enfrentó al mexicano Antonio De Marco en el 2011, estaba al frente holgadamnte en las tarjetas, pero este remontó para quedarse con el título ligero vacante CMB vía nocaut técnico en el undécimo asalto. De inmediato Sergio “Yeyo” Thompson, otro mexicano, lo sacó técnicamente fuera de combate por caída y cortaduras en el segundo asalto.

En ese momento muchos pensaron que la carrera de Linares había terminado. Pero este no desanimó y luego de seis victorias consecutivas surge la oportunidad en el año 2014 del título mundial ligero CMB vacante frente al mexicano Javier Prieto. Fue una fácil victoria para el venezolano vía nocaut en el cuarto asalto. En febrero 2016 renuncia al título y en septiembre de ese mismo año destrona vía decisión unánime en 12 asaltos al entonces campeón mundial ligero AMB, Anthony Crolla en la casa de este en Reino Unido. Este año regresa a la casa de Crolla y una vez más lo derrota por la misma vía.

Lo curioso de todo esto, que de sus ultimos cinco combates, cuatro han sido con pugiles de Reino Unido, Kevin Mitchell, Anthony Crolla (dos veces) y Campbell. Con todos ellos ha enfrentado rodeandolo la incertidumbre. Pues no es menos cierto que en el pasado su falta de corazón lo traicionaba. Pero con cada uno de estos rivales ha demostrado garra, corazón e inteligencia. ¿Como podemos describir ese cambio? Posiblemente madurez y en adición su entrenador de hace cuatro años, el cubano Ismael Salas, quién ha sabido explotar todas las virtudes del venezolano.

En otras palabras, Linares a su mencionada edad está en su mejor momento o como la famosa frase, “como el buen vino, al pasar los años mejora”. El próximo paso posiblemente será un combate unificatorio frente al descendiente de mexicanos, su homólogo del CMB, Mikey García (36-0, 29 KO’s). Una prueba durísima, pero tiene que tomarla ahora, pues como dije anteriormente, el venezolano está en su mejor momento y para luego no tendría atractivo.