Por Frankie Piñero / La Esquina Neutral

 

El 29 de septiembre de 2001 se enfrentaron Bernard Hopkins y el puertorriqueño Felix “Tito” Trinidad por la unificación del título de la división mediano. Como es de conocimiento, Hopkins venció a Trinidad por nocaut técnico en el duodécimo asalto. Este pleito tuvo como protagonismo el vendaje deTrinidad, que fue protestado por Nazeem Richardson, quién formaba parte del equipo de Hopkins. Lo único que se encontró fue un poco más de gasa de lo permitido por la Comisión de Nueva York y luego se procedió a vendar a Trinidad de la misma manera pero con la cantidad de gasa establecida en dicho estado.

 

En esas fechas el periodista Steve Kim, publicó un artículo donde duda de la legalidad del vendaje de Trinidad. El cuál algunos fanáticos han utilizados para lacerar o manchar la carrera del puertorriqueño.  Los periodistas Aladdin Freeman y Elisa Harrison a pedido de un fanático incomodado por las palabras de Kim, realizaron una investigación exhaustiva al respecto. A continuación expondré una carta de los mencionados periodistas, donde realizan entrevistas a varios expertos de este deporte.

 

A STEVE KIM

Por Aladdin Freeman y Elisa Harrison

Su artículo del 29 de septiembre del 2001, titulado Cheat-O Trinidad es malicioso, dañino e irresponsable. Está a la par con los “periodiquitos” de chismes y rumores que se venden en los supermercados, publicaciones infames que se aprovechan de cualquier cosa para regar veneno, sin importarle a quien damnifican, a quien lastiman, a quien destruyen.

Sinceramente no sé como ha podido lograr que un editor le haya publicado un reportaje tan prejuicioso y tan desbalanceado. Usted se dirijió a los tres boxeadores que han cogido las tres peores palizas otorgadas por Félix Trinidad para poner en duda todo los galardones que Tito se ha ganado durante su brillante carrera pugilística. Usted ha puesto en duda la integridad y el honor de este hijo favorito de Cupey Alto, Puerto Rico. Pero la cosa no para ahí, porque también ha puesto usted en duda la integridad de su padre, don Félix Sr. y de todas las comisiones boxísticas bajo cuya supervisión ha peleado Tito a través de los años.

Menciona a William Joppy, quien según lo que usted dice, “tiene opiniones muy fuertes sobre esto”. ¿Qué cosa es ‘esto’?, porque hasta la fecha no habido ninguna prueba, ninguna evidencia de nada ilegal de parte de los Trinidad. Usted señor Kim, condujo una entrevista (yo prefiero llamarle una inquisición) con Joppy, quien ahora está completamente convencido que la razón por la cual se vio como un payaso descoyuntado el día 12 de mayo en el Madison Square Garden fué porque los guantes de Titoestaban ‘cargados’.

Usted continúa el linchamiento con el compinche Fernando Vargas, quien basándose solamente en los comentarios de James Fisher (uno de los asociados de Bernard Hopkins), reniega de su propia esquina, dudando públicamente de la capacidad profesional de sus manejadores y tratando de justificarse con una historieta digna de una película de Sherlock Holmes. Me refiero a la historieta del “misterioso boricua” que le advirtió sobre los vendajes de donFélix; cuya persona no tenía nombre, niVargas sabe de donde salió, ni cuál es su asociación en el boxeo. En fin, un relato bien misterioso, sin prueba ni justificación. En cuanto a David Reid, pobrecito, sólo hay que ver el resultado de su última pelea; nada más es necesario.

Cualquier periodista responsable hubiera buscado el otro lado de esta “polémica”, porque me imagino que a lo mejor usted sabe que todos los contrarios de Trinidad no han acabado como los Tres Mosqueteros de quien ya hemos hablado. Entonces, siendo ese el caso, yo le pregunto, ¿los vendajes ilegales trabajan con algunos boxeadores y con otros no? ¿O será posible que trabajaran en ciertos días y en otros no? Hasta un ciego puede captar la ridículez del concepto que usted tan entusiasmada y calurosamente acogió en su reportaje. Uno se sus lectores, un señor boricua, le envió un correo electrónico molesto por la ridiculez y la bajeza de su artículo, su respuesta a este señor, fue aún peor que el pantano de mentiras titulado Cheat-To Tito. Por si no se acuerda, le voy a refrescar la memoria. Usted le contestó al señor “Taino 34652″ de esta manera: “¡GRACIAS A DIOS QUE USTED NO ES NADIE!”.

Taino se comunicó conmigo, y me pidió que por favor lo ayudara a rectificar la gran injusticia que usted y los Tres Stooges estaban tratando de cometer contra Tito Trinidad. Es por lo tanto, y en el nombre del señor Taino 34652, quien para mi SÍ ES ALGUIEN, respetado y apreciado como fanático del box y como ser humano, que mi corresponsal Aladdin Freeman y esta servidora nos movilisamos en busca de un entendimiento y de respuestas a las preguntas que ahora existen sobre como se vendan las manos de un boxeador. Sinceramente que lo que hicimos fue hacerle la tarea a usted, mejor aún, lo que hicimos y ahora compartiremos con los lectores, es separar la verdad de las mentiras.

La pregunta general que hicimos fué la siguiente: “¿Cómo se le vendan las manos a un boxeador?” Acto seguido las contestaciones y comentarios de un grupo muy distinguido de personajes del boxeo profesional.

1. Teddy Atlas (Entrenador, Comentarista/Analista de TV ESPN2)

“Es por esto que necesitamos una Comisión Nacional, porque no hay razón concreta en cuando a algunas de las reglas en existencia. Cada estado permite vendar las manos diferentemente. Yo personalmente uso gasa, y un rollo de esparadrapo en cada mano de mis boxeadores. Usar más esparadrapo no le añade poder a la pegada, simplemente protege las manos del boxeador.”

2. Tommie Brooks (Entrenador de Mike Tyson)

“La cosa más importante que uno hace cuando venda las manos de un boxeador, es protegerlas, no para añadir poder a la pegada. Se establece una buena base, empezanda con gasa, entonces se venda alrededor de la muñeca primero, bien apretadito. Yo sé que cada estado permite reglas diferentes en cuanto a los vendajes pero por lo general entre un rollo y uno y medio por cada mano está bien. Ahora, los pesos mayores definitivamente necesitan dos rollos por cada mano. También ayuda tener una idea del area donde surgen las quebraduras, los nudillos, para poder poner gasa extra en esas areas.”

3. José Pepe” Correa (Entrenador de Teddy Reid y Jimmy Lange)

“Tito Trinidad da tan duro, que uno se pudiera imaginar que tiene un ladrillo en sus guantes, porque así él pega. He oído mucha basura que si tiene ésto en los guantes, que si tiene aquello… Déjeme decirle una cosa, cuando hay una pelea de campeonato, tenemos inspectores en los camerinos que nos observan en nuestra preparación con los boxeadores, observan como vendamos las manos. Estos son profesionales, que no hacen nada más que observar el vendaje. Lo único que ha tenido Trinidad en sus guantes las noches de sus peleas ha sido vendaje y nudillos. Esos tipos no tienen base; lo que sí tienen es un puertorriqueño que pega como el diablo y ellos lo odian porque él puede y sabe pegar así. Cuando yo vendo, uso toda la gasa en la mano, para hacerle el mejor puño a mi boxeador, el puño más duro posible, y sí estoy tratando de hacerlo durísimo, porque es permitido.

Después de la gasa, uso el esparadrapo para hacer la parte de la muñeca y de la mano, sin cruzar los nudillos; ningún entrenador hace eso, porque es ilegal.La cuestión es que el boxeador no se lastime las manos, porque el boxeador está dando con los nudillos, por lo tanto es permitido coger gasa y esparadrapo para que no se lastime las manos. Uso el esparadrapo también en tiritas entre los dedos pero nunca se puede usar nada sobre los nudillos, todo tiene que quedar una pulgada más atrás de la base de los nudillos. Lo que están hablando de que a Félix Trinidadle han vendado las manos errónea o ilegalmente, es TREMENDA MENTIRA. Para eso hay inspectores en los camerinos, y tenemos que confiar en ellos porque son profesionales y el que diga lo contrario es un estúpido”.

4. El réferi Jorge Alonso (ofició la pelea Trinidad vs. Thiam)

BRC: Jorge, estoy conciente de que como referí le chequeas el equipo al boxeador. ¿Chequeas también los guantes para ver o sentir si hay algo irregular en ellos?

ALONSO: Sí, chequeamos los guantes, los tocamos, pero recuerda que cuando el boxeador sube al cuadrilátero ya sus manos están vendadas. Aquí en la Florida tenemos inspectores que supervisan y aprueban el vendaje de los boxeadores. Cuando yo inspecciono los guantes lo haga para asegurarme de que en primer lugar, el nudo de los cordones esté bien metido en la parte de atrás del guante, para que no haya roce, y tambien examino que el esparadrapo cubra el nudo y los cordones. También chequeo que el area de impacto del guante esté en buenas condiciones, que no tenga areas suaves por donde se puedan sentir los nudillos. Yo he eliminado guantes en el pasado que han estado tan suavecitos que se le podían sentir los nudillos al boxeador. En un caso así no se pueden usar esos guantes. En cuanto al vendaje, no lo vemos; hay inspectores en los camerinos que supervisan esa situación.

BRC: Jorge, cuando tú fuíste el árbitro en la pelea entre Trinidad y Mamadou Thiam, basándote en tus muchos años de experiencia, y en las acusaciones tan serias que se han hecho contra los Trinidad, basado en todo éso, y recordándote de la pelea, ¿te viene a la mente algo anormal, algo fuera de lo correcto, cualquier irregularidad?

ALONSO: No, en retroceso, no ví nada irregular. Yo examiné los guantes en el ring y no noté nada irregular. Los guantes estaban amarrados correctamente, no hubo nada irregular. Pero, no puedo hablar de los vendajes de las manos, pero sí puedo decir que tengo confianza absoluta en los inspectores de la Florida. Es probable que tengamos uno de los grupos de más experiencia y lo digo con mucho orgullo. Dudo muy seriamente que ellos permitieran nada inapropiado en ninguna pelea en el estado de la Florida, especialmente aquí en el sur del estado donde tenemos inspectores de mucha experiencia.

5. Marc Ratner (Comisionado Ejecutivo de la Comisión Atlética de Nevada)

Félix Trinidad ha peleado aquí varias veces contra algunos de los boxeadores más grandes del mundo: Oscar de la HoyaDavid ReidFernado Vargas. Siempre ha habido una persona del campamento contrario observando el vendaje al igual que mis inspectores. Nunca hemos detectado nada ilegal”.

6. Alton “Merkie” Merkerson (Entrenador de Roy Jones Jr.)

MERKERSON: Antes que todo, la cosa más importante cuando se van a vendar las manos es proteger estas tres áreas: la parte de atrás de la mano, la muñeca y el dedo pulgar (o dedo gordo). Sobre los nudillos se puede hacer un acolchonamiento para proteger, para que no haya contacto directo. Mi filosofía con referencia al vendaje, es que la Comisión te da cierta cantidad de gasa, hay quien dice que son 10 yardas, 12, hasta 15, y la mayoría de la gente dicen ocho pies de esparadrapo, de una pulgada de ancho, siempre y cuando no se use por encima de los nudillos.

Personalmente, yo estimo que toda la gasa y el esparadrapo del mundo no pueden añadirle fuerza al golpe, lo único que hacen es proteger las manos, siempre y cuando no se ponga esparadrapo por encima de los nudillos, pero ésa es una regla de todas las Comisiones a través del mundo entero. La mayoría de los europeos y los hispanos no usan tanta gasa como los americanos, pero sí usan cantidades excesivas de esparadrapo, lo que se convierte como en un molde de yeso, y lo que la gente está diciendo es que los guantes, los vendajes están “cargados” debido al exceso de esparadrapo usado, que lo hace sentir como un molde de yeso. Ese tipo de vendaje no permite que los huesos de la mano se muevan, y a cualquier pegador le encantaría que le vendaran las manos así ya que es más seguridad para ellos y se sienten con más confianza para tirar los golpes, los que también pueden tirar lo más duro posible, pues con ese tipo de vendaje hay menos posibilidad de lastimarse las manos.

BRC: Basado en su experiencia, ¿se ha sentido usted incómodo, o ha dudado de los oficiales (inspectores) que las Comisiones han puesto en sus camerinos a observar los vendajes? ¿Se ha sentido que han existido irregularidades en algun momento?

MERKERSON: Yo me siento cómodo con ellos, pero me gusta tener uno de mis representates presente cuando el contricante se está vendando, porque el boxeo es corrupto, y uno nunca sabe, en una pelea de campeonato por ejemplo, quién tiene preferencias con quién, y a quién le puedan permitar algo ilícito. Es por esas razones que uno quiere tener un representate propio en el camerino del campo opuesto cuando estén vendando las manos.

Todos los boxeadores y todos los Comisionados debían saber exactamente que cantidad de gasa, de esparadrapo necesitan y como vendar las manos. Por lo tanto, si alguien se desvía de ese camino, uno protesta. El problema más grande con los hispanos y hasta los europeos es que usan demasiado esparadrapo para asegurarse las manos y casi convierten el vendaje en un yeso. Es por eso que en mi campamento yo tengo alguien observando, cuando el Comisionado está presente. No estoy diciendo que él no sabe hacer su trabajo, pero yo prefiero tener a alguien presente también.

BRC: Permítame plantearle esta situación. Mi corresponsal, Aladdin Freeman, entrevistó a Bernard Hopkins días después de haberle ganado a Trinidad. Hopkins dijo, y lo voy a repetir palabra por palabra: “Trinidad sólo tenía piel y esparadrapo en las manos, no había gasa, y también parecía que tenía puestos moldes (casts)”.

MERKERSON: Las reglas del estado de la Florida estipulan que entre 105 y 154 libras se puede usar 10 yardas de gasa, no les importa cómo se aplica; pesos mayores de 154 libras pueden usar doce yardas de gasa, y no les interesa como se aplican tampoco. En este estado el esparadrapo permitido son ocho pies, y eso no es mucho; un rollo de esparadrapo son diez yardas, generalmente una persona puede vendar con tres cuartos a un rollo, y no hay quejas, siempre y cuando el esparadrapo está una pulgada detrás de los nudillos. Esparadrapo y gasa nada más pueden afiliarse a los nudillos, es cuando se usa entre los dedos, pero eso es para asegurar que el esparadrapo no se afloje y se pele hacia atrás. Esas son las reglas, punto.

BRC: En su experta opinión, la cantidad de gasa y esparadrapo usado legalmente, de la forma que usted me lo ha explicado…

MERKERSON: (Contestando antes de que le acabe de hacer la pregunta) Yo no creo que le añada ninguna fuerza a los golpes, estimo que es una medida de precaución para las manos de la persona, para que no se las lastimen. Y como entrenador, no tengo ningún problema con éso.

7. Jeff Mayweather (Ex-boxeador, hoy entrenador, el menor de los Mayweather y tío de Floyd Mayweather)

“Básicamente lo primero que yo hago es hacer un colchoncito para proteger los nudillos, ¿porque? Es donde la mayor parte del impacto va a venir. Cuando se le pega al otro boxeador, los nudillos son los que sufren el impacto de la pegada. Por lo tanto, yo les hago un colchoncito grande a mis boxeadores con gasa y después que uso como cinco de gasa, dos para el vendaje y una para el alcochonamiento, uso bastante esparadrapo lo cual es muy importante pare protegerle las manos a los boxeadores, me aseguro que tengan las manos aseguradas, no muy apretadas; entonces hago tiritas de esparadrapo, no para hacer un molde o yeso, que es probablemente lo que estan insinuando en relación a Trinidad, ya que cada entrenador tiene una cantidad específica de esparadrapo que les gusta usar.

Pero, en verdad, yo no creo que el vendaje de la mano dicta el impacto de la pegada. El peleador pega o no pega.Todo el propósito del esparadrapo es proteger las manos, y no convierte al boxeador en un mejor pegador. Lo único que se puede hacer es poner algo de metal dentro de los guantes o hacer como hizo Panama Lewis, que le sacó el acolchonamiento a los guantes, pero ya eso es algo completamente diferente a lo que estábamos hablando.

BRC: ¿Cada esquina recibe la misma cantidad de gasa y esparadrapo?

JEFF MAYWEATHER: Bueno, en cierto sentido éso no es verdad, cada entrenador tiene su propia cantidad de gasa que él trae y desde luego, algunos son listos y usan un poco más, otros un poco menos. Hay peleadores que prefieren menos gasa, y como el entrenador es quien trae la gasa, no necesariamente el Comisionado o el estado. En ese caso, uno tiene más libertad para usar la gasa en mayor cantidad, pero en todos los estados hay un representate mandado por el Comisionado del respectivo estado, para observar como se están vendando las manos de los boxeadores.

BRC: En su experiencia, como peleador y ahora como entrenador, sus años en el boxeo, ¿se ha sentido alguna vez como que no podía confiar en la persona indicada a observar el vendaje del contrincante?

JEFF MAYWEATHER: En mi experiencia, no, nunca. Yo entiendo que lo peor que se puede hacer es por ejemplo, sacarle el relleno a los guantes, o usar cantidades excesivas de esparadrapo, pero hay reglas y regulaciones que indican que nada más se puede usar cierta cantidad. Desde luego que algunos de los inspectores son un poco más liberales puesto que es para la protección del boxeador. Pero ellos saben hasta donde se puede llegar, muchos de ellos fueron boxeadores, y aunque tienen un poco de tolerancia, ellos saben muy bien hasta donde permiten llegar. Además los nudillos no se pueden proteger con esparadrapo, solo con gasa, haciendo un colchoncito para amortiguar el impacto de la pegada.

BRC: Basado en lo que me has explicado, ¿se puede concluír que un poco más o un poco menos de gasa no va a afectar el impacto de la pegada?

MAYWEATHER: Eso es correcto. La gasa no tiene nada que ver con éso, se usa solamente para proteger a los boxeadores. Hay peleadores que no quieren usar mucha gasa, que les gusta sentirse las manos cuando conectan un golpe. Hay peleadores así, no les interesa la gasa. La gasa se usa para proteger las manos, la única variable es la cantidad de esparadrapo que se usa, sólo puede ayudar el impacto un poquito pero al mismo tiempo, solamente se está protegiendo las manos del boxeador, y el vendaje no lo hace mejor pegador.

BRC: Si uno de sus boxeadores sufriera un nocaut feo y después vendría a decirte que nunca le habían dado tan fuerte, que la pegada se sintió “irregular”. ¿Cuál sería su reacción inmediata? ¿Decir que el oponente usó guantes “cargados”?

MAYWEATHER: No, yo probablemente le diría a mi boxeador que él nunca había peleado con alguien que pegara tan duro. Si algo es cierto, es que Félix Trinidad es un pegador probado, lo ha demostrado a través de su carrera, en 147 y 154 libras tambien. A lo mejor esos tipos nunca habían estado con alguien que pega como Trinidad lo hace, con esa consistencia, y esa es mi opinión honesta. No creo que el vendaje de sus manos hubiera tenido consecuencias cuando peleó con HopkinsHopkins tuvo su número esa noche. Yo considero que Trinidad es un pegador desvastador, sin importar de qué forma le venden las manos.

BRC: Usted que fue boxeador, ahora es entrenador, viene de una familia de boxeadores que han sido campeones, quiero preguntarle, ¿crees que es justo escribir un artículo donde se pone en duda la integridad de una persona, todo lo que ha logrado en su carrera, dudando también de la integridad de todas las Comisiones bajo quien este boxeador peleó? Todo basado en comentarios hechos por las tres personas a quien dicho boxeador castigó más fuerte.

MAYWEATHER: Si esa gente hubiera ganado, no tendrían ninguna excusa. Las excusas vienen de los perdedores.A mi no me importa como se gana, hay veces que uno no ha ganado pero gana de todas maneras, en cuyo caso nadie se queja ni tiene excusas. Por lo tanto cuando un boxeador pierde tiene que buscar excusas, decir como me ganó o cualquier otra excusa. Trinidad no tuvo excusas, él perdió con Hopkins y aceptó su derrota como un hombre. Vuelvo y le repito, los ganadores no necesitan excusas, pero los perdedores si.

El corresponsal Aladdin Freemancierra este reportaje con estos comentarios.

Yo estimo que cuando un periodista saca una historia, como lo hizo el señor Kim, debe concentrarse mucho en lo que está escribiendo porque acusar a los Trinidad de hacer algo ilegal cuando en verdad no hay regla uniforme acerca del vendaje de manos, es algo injusto al boxeador y a sus entrenadores. Es una falta de respeto a Trinidad y a todos con quien él se ha enfrentado a través de los años. Es un esfuerzo para mancharle su récord de cuarenta victorias consecutivas, dando a entender que ha ganado basado en la trampa todo este tiempo.

Al presente he oído tres historias diferentes sobre el vendaje de Tito. Primero fue la versión de Bernard Hopkins cuando yo lo entrevisté. La versión de Bernard, fue que Tito sólo tenía esparadrapo en las manos, sin ninguna gasa. Después se rumoró queTrinidad tenía capa sobre capa de gasa y la última rumorada fué que tenia un alcochonamiento en los nudillos, pero de goma, no de gasa.

Además, y en un esfuerzo para desacreditar a Trinidad y sus manejadores, el señor Kim sólo entrevistó tres de sus útimos cuatro oponentes, todos los cuales habían quedado muy impresionados con las peleas que Tito les hizo. Entonces, tan pronto pasa el rumorado incidente con Hopkins, los tres deciden salir a relucir con todas estas “alegaciones”. ¿Por qué no fueron entrevistados Mamadou ThiamOscar de la Hoya, Pernell Whitaker y Hugo Pineda? ¿Sería porque todos menos Pineda y Thiam acabaron sus combates con Tito de pie; perdedores, pero de pie?

Si un boxeador ha tenido cuarenta peleas, más de la mitad han sido peleas de campeonato donde la supervisión es más estricta, ¿no creen ustedes que si el boxeador estaba haciendo trampa ya lo hubieran cogido?

Y déjenme hacerle una pregunta final, en la mayoría de sus peleas Trinidadsiempre es el primero en quitarse los guantes, pero no las vendas. Si Tito y su papá estuvieran haciendo algo ilegal, alguna trampa, ¿no creen ustedes que harían desaparecer las vendas tan pronto Tito se quitaba los guantes? El honor no esta en el mercado a ningun precio y el sacrificio de los hombres por la causa de la libertad, no se puede tasar nunca en dinero.