LO QUE ES IGUAL, NO ES VENTAJA

Damian Ferrer
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Las personas que critican a Vasyl Lomachenko, ¿Sabrán el ranking de “Tito” Trinidad cuando le llego su primera oportunidad mundial y como fue que lo logró? Esa es la pregunta.

Muchas personas desconocen eso, pero “Tito” estaba clasificado numero 9 en el ranking cuando retó a Maurice Blocker por el titulo de FIB las 147 libras. En su récord solo habían victorias sobre peleadores que solo se subían al ring para perder. Con excepción de Alberto De Las Mercedes Cortés. Este peleador fue el único que el boricua enfrentó que estaba en el ranking y resultó con una victoria de “Tito” por TKO en tres asaltos sin antes visitar la lona en el asalto anterior.

Al igual que con Lomachenko, con “Tito” habían 8 peleadores que para el efecto merecían pelear antes que el boricua por un titulo. Pero hay es que entra el papel importante del promotor, entre otras cosas. Resulta que ninguno de los que estaban “rankeado” antes de “Tito” le representaba una buena bolsa para al hasta entonces campeón Blocker, quien tenia una defensa opcional en esos momentos. Don King que sabía que tenía un diamante sin pulir en su manos, le ofreció al campeón una cantidad más que razonable para que este aceptara pelear con el boricua y no con ningún otro clasificado. Ya sabrán por demás la historia, brutal KO de Trinidad en dos asaltos.

Con el ucraniano Lomachenko pasó exactamente lo mismo pero en pasos más adelantados ya que debutó a sus 25 años algo tardío en el boxeo. El se ahorró el pelear con “chatas” o “bultos”, como ustedes mismos dicen y critican mucho cuando peleadores lo hacen, y fue directo a pelear con el clasificado número 7 y campeón Internacional del OMB el mexicano José Ramírez. También sabrán el desenlace de esa pelea y espectacular KO en el cuarto asalto gracias a un golpe seco al cuerpo del mexicano.

Al vencer a un clasificado numero 7 se coloca automáticamente entre los primeros 10 “rankeados”. Salido quien acaba de ganar el titulo tiene 180 días (6 meses) para defender su titulo frente a Gary Russell Jr. quien es el primer clasificado. Por ello es que podrá defenderlo el próximo 25 de enero respetando las leyes de la organización. Es obvio que el ucraniano representa una mejor bolsa que todos los anteriores y Bob Arum se encargará de ello como una vez ya lo hizo Don King con Trinidad.

Casos como ese existen muchos, el propio Julio César Chávez no estaba clasificado numero uno y sus 43 peleas antes de ganar su primer titulo, daban más lástima que otra cosa. Para pelear por un titulo solo hace falta estar en los primeros 15 y contar con un buen promotor. Ser numero uno no te garantiza pelear por un titulo, si no pregúntenle a Erislandy Lara que lleva un año numero uno y aun es la hora que no pelea por un titulo mundial. A veces ser numero uno es peor que estar más abajo, ya que el equipo del campeón lo pudieran consider muy riesgoso y ganar poco. Pero también existen casos que el que esta número uno se queda peleando con mediocres esperando que el campeón pierda o lo deje vacante ya que entienden que no se podrán ganar al campeón como en el caso de los Klitschkos que a veces tienen que pelear con peleadores del peso crucero porque no hay mas nadie que se atreva a enfrentarlos y mas si tienes un récord lindo de 29-0, 29 KOs, o puede que algún truco se inventan como paso con el caso de Chavez Jr. y Maravilla que despojaron al argentino de su titulo con el invento de “Campeón Diamante” para que así el Jr. pudiera pelear por el titulo vacante con un peleador mucho menos complicado y así ostentar el campeonato.

Y si quieren ir más a la par con Lomachenko, pues analicen la carrera del cubano Guillermo Rigondeaux que al igual que Lomachenko ingresó tarde al boxeo profesional, pero por su alto nivel en amateur y un grupo de trabajo que se atrevió enfrentarlo a un clasificado mundial en su séptima pelea y eventualmente por un titulo mundial en su noveno combate. Pero esa vez no vi a nadie diciendo que otros merecían más la pelea titular que el cubano, claro es latino. Se que es algo insólito que un boxeador en su segunda pelea sea por un titulo mundial, pues imaginen si lo fue cuando Pete Rademacher en el 1957 debutó por un titulo mundial o Rafael Lovera quien también hizo lo propio en 1975. Esos fueron directo al titulo sin pelear con un clasificado antes y eso si que es injusto para lo demás, pero el destino les pago caro, Rademacher siguió su carrera profesional y jamás volvió a optar un titulo mundial y a Lovera le fue peor, ya que nunca más volvió a pelear. Si la critica es al mexicano Orlando Salido por escoger a un rival que “no se merece” pelear por un titulo, pues no entiendo porque no se criticó a Alex “El Nene” Sánchez en su momento, ya que su primera defensa de su titulo fue frente al debutante Arturo Mayan, que ni méritos olímpicos tenía y le sucedió lo mismo que a Lovera, no volvió jamás a pisar un ring.

No se cual es el revuelo, Lomachenko se ganó el derecho de estar en el “ranking” al ganarle convincentemente al numero 7. Salido ni torpe ni perezoso lo escogió a él ya que el promotor del ucraniano será quien le pagará más. Creo que eso es más admirable que criticable ya que el ucraniano no ira con una “perita dulce” si no que va con un “León desenfrenado” que nos ha demostrado, que a pesar de la adversidad, ha sido un gran campeón y ganando o perdiendo siempre ha sido y será un hueso duro de roer. Siempre comparo lo que sucedería si invertimos los papeles e imagino que si el que fuera hacer historia ganando un titulo mundial sería en vez de apellido “Lomachenko” fuera de apellido “Santiago” y que en vez de ser ucraniano, fuera nacido y criado en algún rincón de Puerto Rico. Seguramente lo hubiéramos recibidos con bombos y platillos al aeropuerto Muñoz Marín luego de su victoria el pasado sábado y desde ya, le estuviéramos enviando “tweets” al gobernador para que dé libre el lunes próximo, en el que se supone que se corone como campeón y haga historia. Muchas veces somos un poco egoísta y no vemos con buenos ojos que atletas que no son del patio hagan cosas extraordinarias. Pero cuando alguien de tu terruño lo hace se nos hincha el corazón y lo gritamos a los cuatro vientos sin encontrarle falla alguna. Si Lomachenko logra ganarle a Salido, créanme que estaremos presenciando a un verdadero fenómeno del boxeo. Al César lo del César.

-Por Damián Ferrer de @esquinanautral-

Deja Tu Opinion :

Comparte :