MALIGNAGGI QUIERE A MCGREGOR

El ex campeón de la división, Paulie Malignaggi, no está impresionado por lo que vio en la noche del sábado por la superestrella de la UFC, Conor McGregor. El peleador de MMA fue detenido en diez asaltos por el campeón de cinco divisiones Floyd Mayweather Jr.
McGregor, un campeón de dos divisiones en la UFC, estaba haciendo su debut profesional en el boxeo. Malignaggi, como parte del equipo de difusión de Showtime, estaba sentado en el ringside en el T-Mobile Arena de Las Vegas. Malignaggi, quien se retiró del boxeo a principios de este año, fue contratado como socio de entrenamiento por McGregor, para ayudar al peleador de UFC a prepararse para la batalla programada con Mayweather.

 Y los dos tenían una mala relación.
Malignaggi se enfureció después de que los miembros del equipo de McGregor publicaran imágenes de su segunda sesión de ‘sparring’ en las redes sociales. Las imágenes mostraban lo que Malignaggi afirmaba que era una imagen “deshonesta” de la sesión de entrenamiento, ya que una imagen mostraba a Malignaggi derribado y otras imágenes lo mostraban recibiendo castigo. Una vez que salieron las imágenes, Malignaggi abandonó inmediatamente el campamento de McGregor.

Luego, el presidente de UFC, Dana White, lanzó un video de la sesión de entrenamiento. El video mostró la caída discutible de Malignaggi y el otro donde McGregor lo golpeaba. McGregor ha afirmado en varias entrevistas que Malignaggi recibió una paliza tan grave, que todo el mundo estaba preocupado por él porque estaba tropezandose incluso horas después de la sesión de entrenamiento. Después de lo que Malignaggi vio el sábado por la noche, le encantaría tener a McGregor en el ring.

“Claro que sí, ¿por qué no? Ese es el dinero más fácil que puedo hacer. ¿Me estás tomando el pelo? No es muy simpático. Quiero decir, escucha, todo lo que dije sobre él se hizo realidad. No puedes editar este video. No puedes editar esta pelea. Todo lo que dije se hizo realidad. Le dije, le van a pasar por encima y se vio confundido desde el principio. Entonces, cuando empiezas a romperlo, no es el tipo más valiente. ¿Que hizo? Dejó de golpear, empezó a tirar menos y no quiso pelear cuando estaba cansado. Y finalmente, al final, básicamente se dejó noquear”, dijo Malignaggi a iFL TV.

“Empezó a tropezar como si estuviera herido, por todo el lugar. No estaba tan herido. Estaba herido, pero no estaba tanto. Estaba buscando una forma de salir de la pelea en cierto punto. Dijo después de la pelea que deberían haberle dejado terminar el asalto, deberían haberlo dejado terminar… No puedes estar un minuto sin lanzar golpes y ser atacado por todo ese minuto y esperar que el árbitro no detenga la pelea. Él dijo: ‘Oh, debió permitirme continuar.’ Amigo, tira un par de golpes y el árbitro no lo detendrá”.

Fuente: BoxingScene / Traducción por La Esquina Neutral Staff