MARES ADMITE QUE EL PAPÁ DE LEO NO QUISO LA PELEA

Abner Mares no está seguro de por qué Leo Santa Cruz no pudo seguir adelante con una revancha de ya planificada. En su lugar, los dos boxeadores estarán involucrados en una peleas por separado en FOX desde el StubHub Center en Carson, California. Santa Cruz defenderá su “super campeonato de AMB” de peso pluma contra Chris Avalos, mientras que Mares defiende su “campeonato regular” contra Andrés Gutiérrez.

Santa Cruz ganó una decisión cerrada a 12 asaltos sobre Mares en 2015 en que fue candidata a “Pelea del Año”. Para eliminar su número de títulos mundiales, el cuerpo sancionador ordenó a Santa Cruz y a Mares pelear entre ellos. Si ganan sus próximas peleas, la revancha tendrá lugar en la primera mitad de 2018. Santa Cruz (33-1-1, 18 KOs) y sus manejadores dijeron a Al Haymon que se necesitaba más tiempo para prepararse para una revancha con Mares (30-2-1, 15 KOs).

“La verdad es que estoy contento de tener la seguridad y la certeza de que tenemos una cita, un lugar y un rival, Andrés es fuerte. No creo en esa práctica de tener ‘tune-up’. Para mí es una pelea complicada porque vamos a pelear con alguien con deseo, hambre, y viene con una sola derrota con Cristian Mijares, un peleador de experiencia … una pelea donde perdió y mucha gente dice que ganó”, dijo Mares a ESPN Deportes

“Yo estaba listo para Leo Santa Cruz, no sé por qué no estaba listo para mí. Él dice que no lo estaba, pero yo sí. He estado hablando de esa pelea por algún tiempo. Su papá no la quería, él quería una pelea de preparación y eso nos trajo hasta nuestra pelea. Quiero unificar, quiero una revancha con Leo, él o Frampton, lo que me ofrezcan”.

Fuente: BoxingScene / Traducción por La Esquina Neutral Staff