MÁRQUEZ Y SU “GOLPE DE SUERTE”

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

20140518-224247.jpg

Por Damian Ferrer / @esquinaneutral

Ya alguna vez escribí sobre que EL GOLPE DE SUERTE NO EXISTE, pero no tan directo hacia el mexicano Juan Manuel Márquez, como haré en este escrito. Pero como ya saben, soy administrador de La Esquina Neutral, y me es casi inevitable leer los coments de las notas que posteamos. Una, para ver que no haya ningún tipo de comentario racista, y dos, para ver la inquietud de de los seguidores para eventualmente ver si me trae algo de musa para escribir un artículo.

Esta vez me toco leer notas sobre Márquez, quien se acaba de apuntarse un impresionante triunfo ante Mike Alvarado. Y por alguna razón aun leo seguidores que mencionan su supuesto “golpe de suerte” en lo que fue su más grande triunfo ante Manny Pacquiao. Yo ya he explicado decenas de veces que el golpe de suerte no existe y el link que puse arriba explica detalladamente el porque, pero para que no se maten leyendo otra letanía de este servidor pues lo resumiré en un par de párrafos.

El “golpe de suerte” no existe, simplemente porque cada golpe que lanza un boxeador lo práctico posiblemente durante dos o tres meses de entrenamiento y cuidado que lo lleva perfeccionando toda su vida. Otra cosa por la cual no existen es porque cada puño que tiran los boxeadores lo hace con malas intenciones, o sea, lo tira a dar y para lastimar, no para fallar y acariciar. Se que eso de “golpe de suerte” o “lucky punch” lo deben de haber escuchado, pero no podemos tomarlo literal. Alguien le inventó ese nombre o simplemente creía que existían cuando vio a algún peleador que iba perdiendo alguna pelea y de repente “BUM” llega ese puño inesperado que cambia el rumbo de la pelea y noquea a su rival.

Ese golpe no pasa más de ahí, uno inesperado, pero no “de suerte” ya que cualquier golpe conectado en el momento y el lugar correcto te puede enviar a dormir sin importar que estés ganando o perdiendo, el puño que lanzaste no sabe si esta perdiendo y el mentón que lo recibe no sabe que estaba ganando. Jamás he escuchado que cada canasto que Michael Jordan encestó en una canasta en un momento de “clutch” fue suerte. Tampoco que cada “home run” de Miguel Cabrera fue suerte, aunque muchos de esos fue con los ojos cerrados en el momento que el bate hizo contacto con la pelota. Y menos que el gol de media golea que metió Zidane en la final de la “Champion League” del 2001 frente a Bayer Leverkusen fue suerte. Pero por alguna extraña razón en el boxeo fanáticos y hasta supuestos “analistas” repiten como cotorra que hay “golpes de suerte”, cuando con un poco de lógica y razón se debe descartar de raíz esa probabilidad.

Pero a aquellos que aun creen que el “golpe de suerte” existe, pues le diré, que el de Márquez nunca lo fue, no lo es, ni será uno de suerte. Solo basta con ojear un poco su carrera, para no solo darse cuenta que ese golpe de derecha que lo lanza en los intercambios y contragolpeos, no solo lo usa desde que comenzósu carrera, si no que dicho golpe es su especialidad o como dirían los gringos, ese es su “trademark”. No se si esas personas tienen memoria selectiva o simplemente empezaron a ver a Juan Manuel Márquez en su cuarta pelea ante Manny Pacquiao, no me queda otra cosa que pensar ya que hasta en las primeras tres peleas frente al filipino le encajó esa derecha, incluso, lo llego a lastimar en una que otra ocasión pero sin llegar a ese nocaut fulminante del 2012.

Al parecer no vieron la pelea frente al cubano Joel Casamayor en 2010 donde lo derribó con una derecha en intercambió en el asalto 11 y luego lo fulminó con la misma derecha para acabar el combate en ese mismo asalto. Ver el KO que le dio a Likar Ramos o vamos un poco más atrás para el 1998 donde le dio a Francisco Arreola exactamente el mismo golpe que durmió a Pacquiao, vamos búsquenlo que estas peleas están en “youtube” y al menos vean la de Arreola para que sepan que no son caprichos nuestros si no puros datos existentes. ¿Quieren más? Pues miren como envió a la lona a Mike Alvarado en su última pelea, si amigos, en un intercambio de golpes una derecha aterriza en el rostro de Alvarado y para el suelo.

Tanto practican y perfeccionan ese golpe Márquez y su mentor Nacho Beristain, que durante los entrenamientos para su cuarta pelea frente al filipino se filtro ese famoso video donde se ve a Márquez derribar a un “sparring” justamente con el mismo golpe que liquidó a Pacquiao. Definitivamente quien siga y estudie la carrera de Márquez desde antes de su cuarta pelea con Pacquiao sabe por demás que ese golpe es su arma letal. Súmenle las horas que ha pasado, practicándolo perfeccionandolo y luego llevarlo al combate. Es inaceptable hoy día repetir que el golpe de suerte es un hecho con datos, lógica y razonamiento, ya que el que lo diga sin duda alguna carece de todo eso.

Los fanáticos son los que llevan a la gloria a los púgiles pero ellos mismo son los que desacreditan grandes victorias como la de Márquez frente a Pacquiao solo por eso, porque son fanáticos. ¿Y los analista que aun lo dicen? Pues obvio no lo son, la palabra lo dice, analista de analizar, no repetir lo que la mayoría dice sin prácticamente analizar lo sucedido o expuesto. Les recuerdo que para analizar hay que usar la razón junto a la lógica y reforzarlos con puros datos. Si no haces eso, deberás soltar el micrófono y dejar que los fanáticos opinen, no dirán cosas diferentes a la de estos supuestos “analistas”, ya que si no usan sus cerebros antes de disparar, se convertirán en un fanático más. Alguna vez leí que el fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema, seguramente el que lo dijo, discutía de política o deportes, nadie más ciegos que estos fans.

Hoy debemos de aprender que Maidana le ganó a Broner por puros cojones y no por la supuesta pastilla de Ariza, que “Canelo” aplastó al “Perro” Angulo y no fue que esté último se vendió, o que Hopkins simplemente fue muy superior a “Tito” y no que lo de las “Torres Gemelas” afectó al boricua, porque a Hopkins le debió afectar igual o peor. O que Márquez ganó la pelea más importante de su carrera con un “golpe de suerte”. Si algo aprendí de un amigo mío llamado Jonathan, es que las personas no le gustan decir cosas buenas de triunfos, logros o como en el caso de éste amigo conmigo, de mis escritos. Ya que este “amiguito” que me gastó solo comenta en los artículos míos cuando tiene que criticar, corregir o “bulear” algo, para decir que me quedo bien, ni se asoma. Lo se porque le pregunté porque no comentó en mi artículo de ¡MALDITO CATCH WEIGHT! y su contestación fue “Porque no pude conseguir ni un detalle pa’ joderte”. Así como este amigo, es el fanático, para desacreditar millones de párrafos pero para acreditar ni una sola estrofa. Al César lo del César y a Márquez lo de Márquez.

Deja Tu Opinion :

Comparte :