MIKEY GARCÍA ES UNA ESTRELLA BRILLANDO POTENTE

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

 

Por Frankie Piñero / La Esquina Neutral

El pasado sábado el campeon mundial ligero CMB, el descendiente de mexicanos, Mikey García  (38-0, 30 KO’s), obtuvo su cuarto título divisional destronando al entonces campeón mundial superligero FIB, el kasajo Sergey Lipinets  (13-1, 10 KO’s), vía decisión unánime en 12 asaltos.

Fue un combate interesante, donde observamos a un García brillando frente a un aguerrido Lipinets.  El kasajo no es una eminencia, pero tenía lo suficiente para ser un rival de peligro por estar aclimatado en su división.  Mientras tanto, García venía de una excelente demostración  frente al también tetracampeón Adrien Broner en dicha división.

García lució muy bien e incluso llevó a la lona al kasajo en el séptimo asalto.  Lipinets se levantó sin mayores problemas y continuó brindando batalla. Realmente fue un lindo combate que se escenificó a la media distancia.

He leído en varios medios a fanáticos y hasta algunos conocedores cuestionando la trayectoria de García.  Esos cuestionamiento pasa con todo boxeador que irrumpe como una estrella.  Pero señalar que no ha enfrentado a nadie y que le han puesto rivales a modos ya es exageración.

La mayoría de la veces el que cuestiona no se percata que su favorito puede ser medido con la misma vara que él mide. Ahora resulta que una de las victimas de García, Dejan Zlaticanin, no era nadie y estaba bien acomodado. No es una maravilla pero no puede ser tan malo cuando derrotó a Petr Petrov, Ricky Burns y le arrebató el invicto a Iván Redkhach. También este  Zlaticanin fue el mismo que el entonces campeón mundial ligero CMB, el venezolano Jorge Linares , evadió para luego optar por el título AMB. Posiblemente el excelente boxeador venezolano aplicó la trillada frase, “mucho riesgo por poco dinero”.

También cuestionan a Broner, pero olvidan que este enfrenta a lo mejor alternando victorias y derrotas.  Y por último Lipinets, supuestamente otro acomodado porque sólo tenía 13 combates.  Una vez mas olvidan que los boxeadores de la extinta Unión Soviética, poseen vasta experiencia en el campo aficionado, que los promotores se dan el lujo de enfrentarlos en sus comienzos a rivales experimentados en el campo profesional. Además de que estos debutan aproximádamente entre los 23 y 24 años, lo que les proporciona el sentido de la madurez.

Respecto al futuro de García, este tiene buenas alternativas entre la división ligero y superligero.  Aunque siempre he mencionado el problema que tendría para descender a la división ligero. Su contractura física es muy ancha y ya es un hombre de 30 años que lo coloca en una posición difícil para bajar a mencionada división.

Entiendo que la división superligero le queda como anillo al dedo.  Que no se preocupe, que Linares tiempo atrás  expresó que lo enfrentaba en cualquiera de las dos divisiones. Y posiblemente Vasyl Lomachenko continuará aspirando a más títulos divisionales. Claro, tenemos que esperar que sucedera entre Linares y Lomachenko de concretarse este combate. Eso si, que no se le ocurra escalar la división welter, ya que en la misma pernocta muchos gallos bravos que lo aventajada en estatura y potencia.

Para finalizar, García lo tiene todo para que sea considerado en un futuro el mejor libra por libra en la gran mayoría de las listas de los expertos. Posee excelente dominio de la distancia, buena defensa, preciso en sus golpes y lanza combinaciones de más de tres golpes con poder con frecuencia, algo que hoy día se ha perdido. Definitivamente todo lo que se necesita para ser una gran estrella, una que ya comenzó a brillar bien potente.