NACE UNA NUEVA ESTRELLA EN REGIS PROGRAIS

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Por Damián Ferrer / La Esquina Neutral
En el boxeo, como en la vida, hay de todo. Está el boxeador que desde su debut nacen hechos estrellas, como el caso de Óscar De La Hoya, o el caso de Canelo Álvarez, que empezó en anonimato, hasta que el propio De La Hoya lo firmó y le hizo la carrera fácil en un principio, hasta que se ganó el respeto de muchos por su propio mérito, o el caso de Félix Verdejo, que desde su firma se esperó mucho y hoy a casi 6 años de su debut, ha quedado más en deuda que otra cosa.

Y existen los casos como el de Regis Prograis (21-0, 18 KOs). En esencia, un caso muy parecido al del argentino Sergio “Maravilla”, pero en diferentes escalas y me explico. Peleadores muy virtuosos, que empezaron muy tarde en el boxeo (Prograis empezó a practicar boxeo a sus 17 años), que a pesar de que ambos son peleadores virtuosos, suelen ser ignorados o tratados como a unos más del “montón” y que ambos tuvieron que dar un KO espectacular, para así dejarse sentir en el deporte de las narices chatas.

Prograis, lleva una carrera decente, en las cuales se topó con rivales que en el papel, lucían difíciles o incluso, que pareciera que él era el desfavorecido. Uno de esos casos fue cuando enfrentó al hasta entonces invicto Joel Díaz Jr., que contaba en ese momento con un récord de (23-0, 19 KOs), fue vapuleado en dos asaltos por Prograis, quien es natural de New Orleans y que ahora reside en Houston.

El pasado viernes, Prograis se dejó sentir ante la afición del boxeo, cuando en solo dos asaltos, noqueó al ex campeón unificado de las 140 libras, Julius Indongo (21-2, 11 KOs), quien antes de caer ante Prograis, solo tenía una derrota ante nada más y nada menos Terence Crawford, por lo tanto, en el papel, Indongo era el peleador más difícil en su carrera, y hasta habían dudas que pasara la prueba. Para sorpresa de todos, terminó el combate en menos de 6 minutos, (igual como hizo “Maravilla” Martínez ante Paul Williams), ganando el título interino CMB de las 140 libras. También es casualidad que tanto Martínez, como Prograis, sean promovidos por Lou DiBella.

Mucho ojo con Prograis, quien hoy cuenta con 29 años de edad, y eso nos da a entender que su equipo de trabajo estará dispuesto para cualquiera reto ya que su pupilo no es ningún “teenager”. Así que muy probablemente lo estaremos viendo enfrentar a grandes nombres en las 140 y 147 libras, que es donde se hace buen dinero en el boxeo.