NO ESTÁ DISPONIBLE DON FÉLIX PARA “CHOCOLATITO”

Por Jorge L. Pérez

Ni siquiera la coincidencia de que las últimas cuatro letras de su apodo -‘Chocola-tito’- coincidieron con las del famoso apodo de su hijo, Tito Trinidad, convenció a Félix Trinidad padre de ponerse a la disposición del nicaragüense Román ‘Chocolatito’ González.

En días recientes, González, cuatro veces campeón mundial con marca de 46-2 y 38 nocauts, dijo al ser entrevistado en su país que no tiene planes de retirarse a pesar de sus dos derrotas seguidas ante el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, sufriendo en la segunda un aparatoso nocaut en el cuarto asalto al tratar de recobrar el cetro supermosca del CMB.

Igualmente, dijo que su intención es ‘contratar’ a Trinidad, padre, para que sea su nuevo entrenador, aunque admitió que aún no había hablado con quien llevó al superestrellato a Tito como su manejador y entrenador.

Este lunes, Trinidad, padre, admitió que estaba al tanto de esas declaraciones de González, de 30 años de edad.

“Es un honor que él haya pensado en mí para que lo entrene”, dijo, “aunque no he recibido ninguna llamada suya ni de su grupo”.

“Pero lamentablemente yo estoy retirado por completo del boxeo”.

“Lo lamento porque es un  gran peleador, un peleador que hasta hace poco fue considerado el mejor libra por libra del mundo, como en su momento se le reconoció a Tito”, dijo el mayor de los Trinidad, quien se retiró junto a su hijo en 2008, luego de que este peleara con Roy Jones,  Jr., “y también tengo entendido que es una gran  persona”.

“Y por lo que he visto de sus últimas peleas”, agregó, “sé que, en  efecto, hay algunas cosas que él puede mejorar en el entrenamiento, aunque también me parece que subió demasiado de peso”.

“Pero incluso aunque yo no hubiera estado retirado, me parece que habría habido otro impedimento para que yo lo entrenara”, agregó. “El gran éxito que tuvo Tito no se debió solamente a que yo fuera su entrenador, aparte de que yo tenía todo un grupo de trabajo y no hacía el trabajo yo solo”.

“El éxito se debió a que yo también era su manejador”.

“De esa manera, si uno sabe lo que está haciendo, puede hacer un mejor trabajo con un peleador”, agregó. “De nada vale que uno entrene a la perfección a un  peleador, de la A a la Zeta, si luego el manejador no le busca la pelea con el rival indicado”.

González perdió en noviembre pasado, por fallecimiento, a su entrenador de toda la vida, Arnulfo Obando, y fue entrenado  para sus dos peleas con el tailandés por el japonés Sendai Tanaka.