PEDRO LUIS DÍAZ SE EXPRESA DE LA PELEA

El mes que viene se enfrentarán dos de los mejores boxeadores del mundo en el Madison Square Garden en la ciudad de Nueva York cuando el invicto Guillermo Rigondeaux (17-0, 11 KOs) se presente para retar al campeón súper pluma de la OMB Vasyl Lomachenko (9-1 , 7 KOs).
En lo que es una pelea de ensueño para los puristas del boxeo, y a pesar de la obvia calidad de ambos hombres, la pelea es vista por algunos como un desequilibrada debido a la disparidad de peso con el salto del cubano de 122 a 130 libras. El respetado entrenador Pedro Díaz le dijo a BoxingScene esta semana desde su base de entrenamiento en Miami, Florida, que considera la pelea más una cuestión de habilidad que de peso.

“Rigondeaux tiene más calidad que Lomachenko, es mejor boxeador”, insistió Díaz “El caso es que Lomachenko ha tenido más ayuda, especialmente con los medios. Pero no estamos preocupados por eso. El 9 de diciembre, el mundo volverá a ver quién es Rigondeaux, porque ya lo hizo antes, y lo hará de nuevo.
“Para mí, Nonito Donaire era más peligroso que Lomachenko, en términos de poder de golpeo, además de ser el boxeador del año en 2012. También tenía un gran equipo. No quiero comentar sobre las últimas peleas de Lomachenko, lanza muchos golpes pero no golpea fuerte, y Donaire golpeaba con fuerza. Lomachenko es un zurdo como lo es Rigondeaux y vas a ver una sorpresa “.

2017 marca la primera vez desde 2014 que Rigondeaux habrá peleado en dos ocasiones en un año. En su última pelea en junio, noqueó polémicamente a Moisés Flores al final del primer asalto, pero luego la pelea fue declarada ‘No Contest’ por la Comisión Atlética del Estado de Nevada, que decidió que el golpe había sido después de la campana.
Un año antes de eso, ‘El Chacál’ viajó a Cardiff, Gales, donde detuvo a James ‘Jazza’ Dickens en el segundo asalto, fracturando la mandíbula de Liverpudlian en el proceso. Habiendo tenido dificultades para pelear por varias razones, Díaz cree que los críticos de Rigondeaux cambiarán su tono después de este encuentro.
“Toda la prensa que ha sido influenciada de una manera tan negativa, que ha dicho que Rigo no vende boletos, que es aburrido y no monta un espectáculo, serán los mismos que le den el crédito se merece y pone en la posición que se merece en el boxeo.

“¿Quiero saber qué boxeador en el mundo sube dos divisiones de peso para pelear contra el supuesto mejor boxeador libra por libra en el deporte? ¿Quién hace eso? Rigo no toma esta pelea por dinero, lo hace por honor y para demostrar que es el mejor del mundo. Cuando Rigo gane le darán el crédito que se merece”.

“La gente que realmente conoce el boxeo conoce la calidad que tiene Rigondeaux, pero la política del boxeo ha salido con la línea de que ‘Rigo no vende boletos’. ¿Por qué los otros campeones en estos pesos no quisieron subir y pelear contra Lomachenko? Rigondeaux es el que tiene la calidad y las pelotas para hacerlo, y para vencerlo también”.

Cualquier preocupación sobre los 37 años de Rigondeaux es descartada por Pedro, quien sostiene que la dedicación y el estilo de vida del cubano han asegurado que sigue siendo el mismo boxeador que era hace unos años.
“A Rigo no le afecta la edad”, afirmó Pedro.
“Vive por dos cosas, su familia y por el boxeo. Él no tiene vicios. Se despierta temprano, se cuida a sí mismo, come alimentos saludables, entrena todos los días, está contento y va a ganar esta pelea.
“Hay una cláusula en el contrato que dice que Lomachenko, a las 9 de la mañana del día de la pelea no puede pesar más de 138 libras. No estamos preocupados por lo que hace. No creo que Rigo pese más de 130 libras en la noche de la pelea, pero tendrá un peso ideal. Tomaremos su velocidad y potenciaremos en peso.
“Tengo buenos amigos cerca del campamento de Lomachenko, y diré esto: Lomachenko necesita dormir bien en el campamento porque el 9 de diciembre va a tener una pesadilla”.