RAYMUNDO BELTRÁN: DESPUÉS DE GANAR, IRÉ A LAS TORRES DE TRUMP CON MI “GREEN CARD”




NUEVA YORK – Ray Beltrán ha participado en tres peleas por el título mundial ligero, incluyendo una derrota ante Terence Crawford. De muchas maneras, sin embargo, la pelea del contendiente mexicano contra Jonathan Maicelo el sábado por la noche será la más importante de sus 19 años de carrera profesional. Si Beltrán derrota al peruano Maicelo, podría ayudarle a ganar la “green card” que necesitará para permanecer en Estados Unidos con su esposa y sus tres hijos.

Beltran, de 35 años, ha vivido en los Estados Unidos durante 20 años, pero puede asegurar la residencia permanente en el país peleando por un título mundial. La pelea a 12 asaltos del residente de Phoenix contra Maicelo (25-2, 12 KOs, 1 NC), será transmitida por HBO desde el Madison Square Garden, es un pelea de eliminatoria de la FIB que eventualmente pondrá al ganador una pelea por el campeonato de la FIB.

Pelear por un título mundial ayudaría a Beltran a proporcionar pruebas de “capacidad excepcional” en un campo que se requiere para obtener una tarjeta verde EB-1. Si Beltran no obtiene una “green card”, podría ser deportado a México en cualquier momento, una posibilidad muy real para los inmigrantes indocumentados desde que Donald Trump fue elegido presidente.



“Esta pelea es muy importante para mí porque es otra oportunidad de pelear por el título nuevamente”, dijo Beltrán durante una conferencia de prensa el jueves. “No sólo eso, ganar esta pelea creo que me pondrá en una posición para obtener mi “green card”. Así que cuando consiga mi “green card”, iré al Trump Tower y caminaré con ella en mi mano”.

En modo de juego Beltran agitó su mano como si tuviera una “green card” imaginaria, y alguien en la multitud le comentó que Trump no estará en su residencia de Manhattan durante el fin de semana.

“Pero aún así, voy a iré a su casa, para mostrarle mi “green card”, bromeó Beltrán. “Así que estoy muy motivado, muy emocionado.”

Beltran (32-7-1, 20 KOs, 1 NC) perdió una decisión unánime ante Crawford (30-0, 21 KOs) en una pelea a 12 asaltos por el título ligero de la OMB en noviembre de 2014. Luego de eso, noqueó a el japonés Takahiro Ao (27 -3-1, 12 KOs, 1 NC) en el segundo round de su próxima pelea para ganar el campeonato que Crawford renunció, pero Beltrán fue despojado del título una vez que dio positivo en anabólicos.

Él ha pasado gran parte de la última década sirviendo como compañero de sparring de Manny Pacquiao en el Wild Card Boxing Club de Freddie Roach en Hollywood, California. Beltrán espera, sin embargo, conseguir otra oportunidad de título de peso ligero ahora que hay más en juego que nunca.



“Hace cinco o seis años, yo estaba peleando mal para tener una oportunidad en el boxeo, para buscar a alguien que creyera en mí”, dijo Beltrán. “Yo peleaba contra cualquier persona, en cualquier lugar. Muchas peleas fueron canceladas. Me entrenaba durante dos meses. Al final del día, decían: ‘Cancelamos la pelea'”.

“Me enfadaba tanto porque sabía que creía en mí mismo porque vas al gimnasio, y hay muchos grandes peleadores allí y peleé con los mejores y hacía grandes actuaciones. Y después de eso, peleé tres veces por el título mundial contra en el número 1 en la revista The Ring, y el mejor de este peso, Terence Crawford. Siempre peleando contra los mejores, haciendo mi propio camino, y aquí estamos, ¿sabes? Así que estoy viviendo el sueño. Estoy viviendo el sueño y ganaré la “green card”, que para mucha gente, es casi como ganar el boleto de la lotería. Voy a asegurar a mi familia. Amo a mi país, México, pero puedo vivir mejor aquí. Puedo darle a mi familia un mejor futuro aquí. Así que estoy deseando trabajar tan duro y pelear muy duro, y complacer a los aficionados el sábado por la noche”.

Fuente: BoxingScene


Comments