ROBERT GARCÍA ACONSEJA A MIKEY GARCÍA

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Robert Garcia finalmente se entusiasmó con la ambiciosa idea de su hermano menor de subir dos divisiones de peso para desafiar a Miguel Cotto. El entrenador de Mikey Garcia incluso imaginó al campeón de peso ligero del CMB noqueando a Cotto, de Puerto Rico, quien terminó perdiendo ante el gran ‘underdog’ Sadam Ali en una pelea de despedida el 2 de diciembre que se le ofreció por primera vez a García. Sin embargo, además de pelear contra Cotto en las 154 libras, Robert García no quiere que Mikey García suba más de lo que ya tiene para las peleas.
Mikey Garcia (37-0, 30 KOs) participará en su segunda pelea consecutiva en el límite de peso junior welter de 140 libras cuando desafíe al campeón de la FIB Sergey Lipinets (13-0, 10 KOs) el 10 de febrero en el Alamodome en San Antonio ( Tiempo de la funcion). García ganó su debut de 140 libras en su última aparición, una victoria por decisión unánime a 12 asaltos sobre el ex campeón de cuatro divisiones Adrien Broner (33-3, 24 KOs, 1 NC) el 29 de julio en el Barclays Center en Brooklyn, Nueva York.

Si Mikey Garcia también supera a Lipinets, Robert García preferiría que permaneciera en las 140 libras o volviera al límite de 135 libras para las peleas de unificación de títulos contra el campeón de la AMB Jorge Linares (43-3, 27 KOs) o El campeón de la FIB Robert Easter Jr. (20-0, 14 KOs). La ambición de Mikey García no le preocupa a su hermano mayor / entrenador, pero Robert García quiere que tome decisiones inteligentes con respecto a los pesos con los que compite el campeón de tres divisiones.

“No me pongo nervioso porque he estado en esto por muchos años”, dijo recientemente Robert García a BoxingScene. “Yo, como ex campeón, sabemos cómo piensan los boxeadores y pelearemos contra cualquiera. Pero creo que se detendrá aquí, al menos en eso de subir divisiones de peso. Creo que se detiene aquí en 140. Mikey debería tomarse su tiempo ahora, si todo va bien, porque Lipinets no es una pelea fácil”.

“Entonces no podemos decir que ya ganamos la pelea, porque no será fácil. Pero es un gran desafío y es una pelea ganable para Mikey. Entonces, si todo va bien, 135, 140, no tengo ningún problema. Pero, ya sabes, si tomas retos en algún lugar más allá de eso, entonces probablemente estaría un poco más preocupado y un poco más nervioso”.

Fuente: BoxingScene / Traducción por La Esquina Neutral Staff