SUGAR RAY ROBINSON, BOXEADOR Y CLARIVIDENTE 





Por Damián Ferrer / La Esquina Neutral

Mucho les he escriro de las hazañas de Sugar Ray Robinson dentro del ring, pero mientras más uno lee de este gran boxeador, más uno encuentra cosas increíbles. Empezando por su nombre, el cual no es Ray Robinson, si no de un amigo, y terminando por lo inusual que fue su único derrota por nocaut en 200 peleas. Pero esta vez Robinson nos lleva más allá y nos entra en lo paranormal, como en la calidad humana.

Todo empezó un diciembre 20 de 1946. Robinson se corona como campeón de las 147 libras cuando derrota por decisión unánime en 15 asaltos a Tommy Bell. Luego de un par de peleas para mantenerse, seis meses después se enfrentaría a lo que sería su primera defensa del título welter. Su rival, Jimmy Doyle, un joven de 22 años que venía de una racha de 5 victorias al hilo, tres de ellas frente a buenos oponentes de la época.



Todo corría normal, ambos equipos estaban concentrados en sus entrenamientos sin ningún tipo de percances. Pero todo cambió un par de días antes del combate. Robinson tuvo un horrible sueño que lo alarmó. En esta “pesadilla” soñó que él mató dentro del ring a Doyle en su combate. Describió el sueño como casi real, por lo que acudió a su pastor para ver si cancelaba su pelea. Después de hablar con su líder religioso, éste le dijo que no se preocupara, que solo fue una pesadilla y que continuara con su compromiso.

Llegó la noche del combate y luego de 8 asaltos, sucedió lo soñado. Robinson noqueó a Doyle en dicho asalto y este cayó desplomado. Robinson salió muy afectado del ring, aunque su rival aún tenía signos vitales. Pero no fue por mucho tiempo, ya que Doyle murió el día después a causa de los golpes recibidos por Robinson. Esta muerte, en estos tiempos se hubiera evitado, ya que un año y medio antes, Doyle había tenido una lesión en el cerebro luego de un combate en el que cayó noqueado en 9 asaltos. 

Robinson nunca se repuso de ese “golpe” y como un gesto “humano” y de culpa, se comprometió a pagarle $50 dólares mensuales por 10 años a los padres de Doyle, que hoy en día equivalen a unos $600 dólares aproximadamente. La carrera de Robinson no me deja de sorprender, y cada libro que leo en donde lo mencionan, es un nuevo “orgasmo” visual para este servidor.


Comments