TIMOTHY BRADLEY REVELA OTRA DE LAS RAZONES DE SU RETIRO

Timothy Bradley siempre apreciará lo mucho que los aficionados disfrutaron y respetaron su actuación épica en esa pelea inolvidable con Ruslan Provodnikov.
Bradley estaba tan desilusionado durante las consecuencias de su victoria extremadamente polémica sobre Manny Pacquiao, que el ex campeón en dos divisiones dice que tuvo pensamientos suicidas. Derrotar a Provodnikov de esa manera fue conmovedor, le devolvió a Bradley su lugar en el boxeo y restableció la confianza que necesitaba para derrotar a la leyenda mexicana Juan Manuel Márquez en su siguiente pelea.

Los recuerdos de su brutal batalla con Provodnikov en marzo de 2013 también hicieron que Bradley se sintiera más cómodo con su reciente decisión de retirarse. Bradley, que sufrió una conmoción cerebral contra Provodnikov, simplemente no quiere volver a pasar por algo así. El nativo de Palm Springs, California, dijo a los co-anfitriones Gerry Cooney y Randy Gordon durante el episodio más reciente de “At The Fights” de SiriusXM que estaba preocupado de que sufriría daño cerebral permanente si seguía en el boxeo.

“Estoy muy feliz”, dijo Bradley sobre su decisión de retirarse. “No estoy enojado. No creo que haya cometido un error. Siempre hay esa posibilidad de regresar, pero, hombre, una vez que dije que me iba, dije: ‘nunca volveré, hombre’. Tomé esa decisión desde antes. Dejé mucho dinero sobre la mesa, dejé muchas oportunidades en la mesa, porque, sabes, mi familia es lo más importante de mi vida. Y no podía imaginarme no poder estar mucho tiempo sin ellos, el no poder pasar tiempo con mis nietos o pasar tiempo con mis hijos, ya sabes, en los 50”.

Bradley, que cumplirá 34 años el 29 de agosto, se retiró con un récord de 33-2-1, incluyendo 13 nocauts y un no-contest. Sus únicas derrotas llegaron en su segunda y tercera pelea contra Pacquiao, pero Bradley ganó más dinero en sus tres peleas con el ícono filipino de lo que jamás soñó.
Ahora espera pasar su retiro disfrutando de los frutos de su peligroso trabajo con su esposa, Monica, y sus cinco hijos.

“He estado haciendo esto durante 23 años, hombre”, dijo Bradley. “Llevo 23 años golpeándome la cabeza. Con toda la información que sabemos ahora sobre las conmociones cerebrales y ser golpeado atrás de la cabeza, sé que es inenvitable para mí obtener una lesión cerebral traumática. Pero sé que si hay algún daño hecho, no quiero hacer más daño a mi cerebro”.

“Así que he ganado mucho dinero en el deporte del boxeo. Sabes, Top Rank ha sido bueno conmigo. Peleé contra Manny Pacquiao tres veces, una con Márquez. Esas fueron algunas de las grandes peleas destacables. Ojalá pudiera haber tenido una oportunidad con Floyd Mayweather, pero eso no sucedió. Eso no sucedió, pero ya sabes, está bien”.

Fuente: BoxingScene / Traducción por La Esquina Nuetral Staff